Ghani urge a los talibán a "elegir entre el islam y el terrorismo" tras la ola de atentados

Ashraf Ghani
OMAR SOBHANI/REUTERS
Publicado 29/01/2018 11:47:11CET

MADRID, 29 Ene. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, ha instado este lunes a los talibán a "elegir entre el islam y el terrorismo", tras la última ola de atentados, subrayando que el país no esperará más a que la paz llegue, sino que emprenderá acciones concretas para conseguirla y ha avanzado que las dará a conocer en los próximos días.

"Estamos en un punto de inflexión en la historia de nuestro país", ha dicho Ghani en el discurso que ha pronunciado para dar la bienvenida al presidente de Indonesia, Joko Widodo, después de una semana en la que se han producido varios atentados, el más grave el sábado en Kabul perpetrado por los talibán, que ha dejado más de cien muertos.

Ghani ha indicado que Afganistán "debe dar pasos claros para conseguir una paz duradera". "No podemos esperar más a que la paz venga hasta nosotros, debemos ganarla con una determinación colectiva", ha afirmado y ha señalado que, una vez que Widodo concluya su visita oficial, hablará a la nación y revelará "los próximos pasos".

De momento, ha lanzado un mensaje a los talibán, con quienes el Gobierno ha intentado sentarse a la mesa de negociaciones. "Los talibán deben elegir entre el islam y el terrorismo, entre la humanidad y la barbarie", ha instado y ha pedido a "quienes se consideren musulmanes y afganos a apartarse, de palabra y acción, de estos manipuladores".

Ghani ha reivindicado que "el islam es para todos los musulmanes" y ha criticado a quienes distinguen entre unos musulmanes y otros en sus fatuas "con líneas arbitrarias para sus objetivos políticos y para legitimar la matanza de musulmanes". "Son criminales de guerra y deben ser sancionados", ha denunciado en Twitter.

También ha apelado a la clase política, a la que ha pedido "que se una para defender a nuestro pueblo y a nuestros países del terrorismo internacional y los estados patrocinadores".

Por el contrario, ha ensalzado el papel de las fuerzas afganas, si bien ha reconocido la necesidad de reformar los servicios de Inteligencia y el propio Ministerio de Interior, y ha reiterado su agradecimiento a la comunidad internacional por su firme apoyo a la paz y estabilidad en Afganistán.

Ghani ha comparecido unas horas después de que concluyera un ataque del Estado Islámico contra una academia militar de Kabul que se ha saldado con once soldados muertos y otros 16 heridos. Estado Islámico se atribuyó también el ataque perpetrado el 24 de enero contra la sede de Save the Children en Jalalabad, que dejó seis muertos.