Caruana considera "irrealista" que los acuerdos se firmen a finales de agosto o principios de septiembre

Actualizado 24/07/2006 17:40:11 CET

MADRID, 24 Jul. (EUROPA PRESS) -

El ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, consideró hoy "irrealista" que la reunión ministerial que celebrarán España, Reino Unido y el Peñón para sellar los acuerdos del Foro de Diálogo, se vaya a celebrar a finales de agosto o principios de septiembre.

"No se ha acordado una reunión ministerial a finales de agosto o principios de septiembre y es irrealista dado que coinciden con el período de vacaciones y con la Semana Nacional (gibraltareña) a comienzos de septiembre", señaló en un comunicado saliendo al paso de la información de varios medios de comunicación.

Asimismo, puntualizó que ninguno de los acuerdos en negociación, incluyendo el relativo al uso conjunto del aeropuerto, conllevará lecturas distintas entre las partes, en especial, en lo que se refiere al control de los pasajeros en el interior del aeropuerto.

"El Gobierno de Gibraltar desea la conclusión de los acuerdos cuando todas las partes estén listas a ello. Estos acuerdos deberán ser anunciados en la reunión ministerial para la cual no hay una fecha aún fijada. Fechas posibles están siendo discutidas por las tres partes", concluyó el Ejecutivo de Caruana.

Los Gobiernos de España, Reino Unido y Gibraltar decidieron la pasada semana aplazar a después del verano la firma del acuerdo global del Foro de Diálogo que incluye el uso conjunto del aeropuerto del Peñón y la reclamación de los ex trabajadores españoles de la colonia británica, según informaron el pasado sábado fuentes diplomáticas españolas a Europa Press.

Si bien existe un principio de acuerdo entre las partes sobre los puntos de la negociación, la delegación británica no solventó hasta el viernes las cuestiones presupuestarias del Fondo específico de pensiones que creará, lo que impidió por falta de tiempo la celebración de la reunión ministerial para sellar los acuerdos y que estaba prevista para hoy lunes.

En cualquier caso, los tres Gobiernos prevén emitir un comunicado conjunto anunciando los resultados de la negociación y fijando para después de verano la fecha de la citada reunión para la firma de los mismos, añadieron las citadas fuentes.

Las tres partes han negociado durante un año y medio un paquete de cuatro asuntos que resolverán varios contenciosos y que beneficiarán, en especial, a la población del Peñón y a las localidades españolas del Campo de Gibraltar: el uso conjunto del aeropuerto de la Roca, el aumento de telecomunicaciones en la colonia británica, la reclamación de los ex pensionistas españoles de Gibraltar y la mejora del tránsito a través de la Verja.

El secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Bernardino León, concluyó el pasado martes con su homólogo británico, Geoff Hoon, la negociación de las pensiones que se adeudan desde 1989 a los ex trabajadores españoles del Peñón y un día antes hizo lo mismo con el ministro principal de Gibraltar, Peter Caruana, en el asunto del aeropuerto durante un almuerzo que ambos celebraron en La Línea de la Concepción.

Las tres partes del Foro de Diálogo se encontraron desde el principio con tres grandes escollos en la negociación del aeropuerto: la ubicación definitiva de la terminal, que quedará en el lado gibraltareño, la presencia o no de Fuerzas de la Seguridad españolas en la misma --finalmente habrá policías españoles-- y el problema de los controles ya que Gibraltar no está dentro del espacio Schengen. Este último asunto fue el último en cerrarse y España y el Peñón se comprometieron a repartirse los controles.

Tanto la pista como la terminal seguirán asentadas sobre el istmo o brazo de tierra que España reclama como suyo ya que no fue cedido al Reino Unido en el Tratado de Utrecht de 1713. En lo que se refiere a la reclamación de los ex trabajadores españoles, quedaba que los británicos garantizasen que tenían dinero para la asistencia sanitaria de los pensionistas.

En este sentido, se creará un Fondo específico que incluirá los gastos de gestión de aquí en adelante, el pago de la asistencia sanitaria desde que se congelaron las pensiones en 1989 y la revalorización de las pensiones afectadas. Londres aportará más de 200 millones de euros con dinero de sus Ministerios de Defensa, Exteriores y Economía.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies