La Junta andaluza afirma que no existe "ningún tipo de riesgo" por el buque 'Samothraki', cargado de fuel

Actualizado 19/03/2007 15:16:06 CET

SEVILLA, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Gobernación, Evangelina Naranjo, afirmó hoy que la Junta está en "contacto permanente" con el Gobierno central y Capitanía Marítima para conocer las condiciones del buque cisterna griego 'Samothraki', que, cargado de fuel, quedó varado el sábado junto al peñón de Gibraltar tras sufrir un accidente, al tiempo que garantizó que no existe "ningún tipo de riesgo".

En declaraciones a los periodistas, antes de presidir en Sevilla la entrega de los Premios C de Consumo 2007, Naranjo destacó que, desde que tuvo conocimiento de las "infortunadas maniobras" del buque en aguas gibraltareñas, el Gobierno andaluz ha estado "preocupado e informado sobre las condiciones de seguridad de la carga del petrolero".

"No corre ningún tipo de peligro, que es por lo que estábamos más preocupados y ocupados, puesto que se trata de un buque con doble casco", subrayó la titular de Gobernación, que apuntó que "la gestión del trasvase compete a Gibraltar", con lo que se pondrán en marcha las operaciones "necesarias y que se establezcan por parte del Gobierno gibraltareño y del armador".

Preguntada sobre el cúmulo de incidentes en la Bahía de Algeciras, la consejera sostuvo que no se han producido "más que en toda la historia del tráfico marítimo" y defendió la necesidad de "ser conscientes del enclave geográfico" en el que se encuentra, puesto que cada año pasan más de 98.000 buques por la Bahía de Algeciras, que "engloba al tráfico portuense de Gibraltar".

TRASCENDENCIA INTERNACIONAL

En este sentido, consideró que "afortunadamente, hay una incidencia baja", tras lo que insistió en que "tenemos que ser conscientes con el lugar geográfico que ocupamos, para lo bueno y para lo malo; no hay alternativa para que esos buques pasen por otro lugar". Por este motivo, señaló que "no solamente es una cuestión de la comunidad autónoma, sino también del Gobierno de la Nación y, por supuesto, de toda la comunidad internacional".

El 'Samothraki' llegó a Gibraltar para realizar un cambio de tripulación fuera de puerto, pero, mientras esperaban la llegada de los técnicos, la embarcación quedó encallada en las proximidades de Europa Point (Gibraltar) y, a pesar de que el capitán consiguió liberarlo, la chapa de doble casco del fondo quedó dañada.

El capitán del buque, que transportaba a bordo 44.000 toneladas de fuel, se vio obligado a avisar a la Autoridad Portuaria de Gibraltar, que activó el equipo de contención de derrames debido a la naturaleza del cargamento de la embarcación, en previsión de una posible fuga.

Tras la inspección del buque, los peritos marítimos de Gibraltar aseguraron que la embarcación no presentaba "ningún tipo de riesgo inmediato" y que la carga estaba segura. En este sentido, la Autoridad Portuaria de Gibraltar también valoró la situación y explicó que no existía peligro de hundimiento ni de vertido del fuel.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies