Gina Haspel se convierte en la primera directora de la CIA

La directora de la CIA, Gina Haspel
REUTERS / KEVIN LAMARQUE
Publicado 21/05/2018 20:23:05CET

WASHINGTON, 21 May. (EUROPA PRESS) -

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha destacado la "valentía" de Gina Haspel para convertirse en la primera mujer que dirige la Agencia Central de Inteligencia (CIA) pese a la polémica provocada por su implicación en las torturas practicadas por la agencia.

"Requiere valentía haber dicho que 'sí' ante las políticas negativas y ante lo que se suponía un voto negativo", ha resaltado Trump durante la ceremonia de toma de posesión celebrada en la sede de la CIA, en Langley.

El pasado jueves, el Senado aprobó el nombramiento de Haspel por 54 votos contra 45 y sucede así a Mike Pompeo, nuevo secretario de Estado de Trump. "Os diré que cuando testificó ante el Comité, se acabó. No había mucho más que pudieran decir", ha subrayado.

Trump ha destacado la "extraordinaria capacidad y devoción" de Haspel en sus 30 años dentro de la CIA. "Nuestros enemigos tomarán nota. Gina es dura. Es fuerte y cuando se trata de desafíos contra América, Gina nunca se echará atrás", ha apostillado.

La propia Haspel ha recordado que es la primera vez en 50 años que un agente de campo accede a dirigir la CIA: "ahora sé por qué", ha bromeado en referencia a los dos meses que ha durado el proceso de nombramiento. "Quiero que cada uno de vosotros sepa que he asumido la posición de directora porque quiero representaros y también lideraros. Quiero que los integrantes de la actual dirección de la CIA sean modélicos y mentores de la siguiente generación", ha destacado.

Haspel ha recibido múltiples críticas en las últimas semanas por haber dirigido un 'centro negro' de la CIA en Tailandia en 2002 y preparó un cable diplomático que su jefe ordenó destruir en 2005 con decenas de grabaciones de interrogatorios. El propio Trump habría expresado sus dudas en privado sobre si recibiría el apoyo del Senado.

Durante su reciente comparecencia ante la Comisión de Inteligencia del Senado --que respaldó el miércoles su candidatura--, Haspel prometió que bajo su mando la CIA no retomaría prácticas como el ahogamiento simulado o 'waterboarding'.

La técnica de 'waterboarding' es una forma de tortura que consiste en echar grandes cantidades de agua directamente a la cara del sujeto con el objetivo de asfixiarle poco a poco y forzar una confesión.