El giro ultraderechista del Partido de los Finlandeses hace saltar por los aires la coalición de gobierno

 

El giro ultraderechista del Partido de los Finlandeses hace saltar por los aires la coalición de gobierno

Contador
Jussi Halla-aho, líder del ultraderechista Partido de los Finlandeses
LEHTIKUVA LEHTIKUVA / REUTERS
Publicado 12/06/2017 22:41:33CET

HELSINKI, 12 Jun. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Finlandia, Juha Sipila, ha roto este lunes la coalición de los tres partidos que gobiernan el país expulsando al Partido de los Finlandeses tras la elección el sábado de su nuevo líder, ultraderechista y xenófobo.

Lo más probable es que se reemplace al Partido de los Finlandeses por dos partidos más pequeños de la oposición, según coinciden varios analistas. De esta manera, Sipila se aseguraría una ajustada mayoría en el Parlamento que le permitiría seguir gobernando.

El Partido de los Finlandeses, el segundo más votado, eligió el sábado a Jussi Halla-aho como su nuevo líder y cambió a tres altos cargos por otros con un discurso fuertemente xenófobo.

Sipila y el ministro de Finanzas Petteri Orpo, del tercer partido en el Gobierno, Coalición Nacional, han informado de que no mantendrán la cooperación con el Partido de los Finlandeses por diferencias en valores fundamentales, políticas europeas y de inmigración.

Sipila ha expresado su intención de formar una nueva coalición que cuente con mayoría parlamentaria lo antes posible, ya que el Partido del Centro y la Coalición Nacional solo suman 86 de los 200 asientos parlamentarios. "Las futuras negociaciones serán complicadas y puede que se alarguen, pero mi propósito es que el Gobierno sea lo más parecido posible al actual", ha dicho Sipila, quien no ha nombrado posibles nuevos aliados.

Halla-aho ha dicho a través de su cuenta de Facebook que hubiera querido que su formación continuase en el Gobierno, pero Sipila y Orpo han insistido en que no aceptarán su política migratoria.

Hallo-aho, que ha expresado en repetidas ocasiones su intención de abandonar la Unión Europea, fue sancionado en 2012 por el Tribunal Supremo de Finlandia por comentarios en su blog que relacionaban la religión musulmana con la pedofilia y a las personas de origen somalí con el robo.

TRADICIÓN DE PACTOS

Las elecciones anticipadas no son comunes en Finlandia, que ha sido gobernada por coaliciones con mayorías suficientes durante décadas. Lo más probable es que entren en el gobierno el Partido Popular Sueco y los Cristiano-Demócratas, con los que sumarían 101 escaños. Ambas formaciones han dicho estar abiertas a negociaciones.

"Esa coalición tendría una mayoría muy ajustada, y los partidos no rescatan al Gobierno sin obtener nada a cambio", ha advertido Ilkka Ruostetsaari, profesor de Política en la Universidad de Tampere.

Para Sipila y Orpo están en juego importantes reformas sanitarias y municipales, dos aspectos clave para sus planes para equilibrar las finanzas públicas. Aún no se conocen los detalles de estos proyectos, que han quedado solo esbozados por el Gobierno. "Los dos partido arriesgan mucho en este mandato, pero cooperar con el Partido de los Finlandeses es un riesgo mayor que comprometer las reformas", ha dicho Ruostetsaari.

Finlandia se recupera de una década de estancamiento económico. El Gobierno ha tratado de mejorar los pronósticos de crecimiento y disminuir la deuda pública mediante políticas de reducción de gasto y reformas laborales.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies