El gobernador de Deraa asegura que la situación está bajo control tras el ataque rebelde

Publicado 25/06/2015 15:43:03CET

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

El gobernador de la provincia de Deraa, Mohamed Jaled al Hanus, ha asegurado este jueves que la situación en la capital provincial sigue siendo segura y está bajo control, después de que una alianza de grupos rebeldes e islamistas lanzara esta mañana una ofensiva para arrebatar al Gobierno sirio las zonas que controla en la ciudad.

En declaraciones a la televisión estatal recogidas por la agencia oficial SANA, el gobernador ha asegurado que los "terroristas" que lanzaron la ofensiva contra Deraa no han conseguido entrar en la ciudad ni en sus alrededores "gracias a las unidades del Ejército, las fuerzas de la seguridad y habitantes honestos que han plantado cara a los terroristas".

Asimismo, Al Hanus ha asegurado que las fuerzas gubernamentales han infligido fuertes bajas a los insurgentes que lanzaron un asalto contra la ciudad atacando a "civiles pacíficos, infraestructuras, hospitales y escuelas", lo que ha dejado al menos seis civiles muertos y trece heridos.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, en la ciudad se están produciendo violentos enfrentamientos entre las fuerzas del régimen y los insurgentes, que buscan hacerse con el control de la ciudad y sus alrededores. Según este organismo, al menos cinco milicianos han muerto, mientras que las fuerzas gubernamentales también habrían sufrido bajas.

Más de medio centenar de grupos rebeldes e islamistas, entre ellos el Frente al Nusra --filial de Al Qaeda en Siria-- y Ahrar al Sham, han anunciado este jueves el inicio de la batalla "Aasefat al Janoub" (la batalla Tormenta del Sur) con el objetivo de tomar la ciudad de Deraa, en el sur de Siria, según ha informado el Observatorio.

En una grabación, un portavoz de la alianza insurgente afirma que "hemos escuchado el llamamiento de la cuna de la revolución siria para liberarla de lo que queda del ocupante". Deraa fue la ciudad donde comenzaron las protestas contra Bashar al Assad en marzo de 2011 y que posteriormente se extendieron a otros puntos del país.

Posteriormente, el Observatorio ha informado de que los rebeldes han emitido un nuevo comunicado en el que advierten de que la autovía que une Deraa con Damasco es una "zona militar", por lo que se está impidiendo a los civiles acercarse.

En este sentido, una fuente de la Policía local ha indicado a la agencia estatal SANA que la autovía sigue bajo pleno control de las fuerzas gubernamentales y es "completamente falso" que los insurgentes se hayan hecho con ella.