El gobernador de Florida aboga por aumentar a 21 la edad mínima para comprar armas tras el tiroteo

El gobernador del estado de Florida, el republicano Rick Scott.
REUTERS / COLIN HACKLEY
Publicado 24/02/2018 3:13:11CET

MADRID, 24 Feb. (EUROPA PRESS) -

El gobernador del estado de Florida, el republicano Rick Scott, ha abogado este viernes por elevar a 21 la edad mínima para comprar armas y ha instado a los congresistas estatales a aprobar una restricción del acceso a las armas para los jóvenes y aquellos ciudadanos que padezcan trastornos mentales.

Los miembros del Partido Republicano en la Cámara de Representantes y el Senado de Florida han apoyado a Scott a la hora de poner sobre la mesa una serie de medidas legislativas, entre las que se encuentra un aumento de los fondos destinados a la seguridad en los colegios e institutos del estado y la puesta en marcha de un nuevo proceso para retirar las armas a aquellas personas que puedan suponer un peligro para la sociedad.

"Soy miembro de la NRA, apoyo la Primera y Segunda Enmienda y toda la legislación al respecto. También soy un padre y un abuelo, y un gobernador", ha aseverado Scott. "Todos tenemos una labor difícil delante que busca equilibrar nuestros derechos individuales con la necesidad de que exista una seguridad pública", ha continuado.

Scott ha indicado que trabajará con los republicanos durante las próximas semanas para dar forma a un proyecto que permita aumentar la edad mínima legal, que se encuentra actualmente en 18, a excepción de aquellos jóvenes que sirvan en el Ejército o las fuerzas de seguridad, según ha informado el diario local 'The Washington Post'.

La propuesta supone un revés para la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés), que se ha mostrado en varias ocasiones contraria a aumentar la edad legal para comprar armas en Florida.

Scott, que en el pasado recibió el apoyo de la NRA, ha indicado que se opone a la prohibición total de los fusiles de asalto, tal y como han exigido diversos grupos a favor del incremento del control de armas.

Una nueva regulación sobre el control de armas representa un dramático cambio en la postura de los líderes republicanos a nivel estatal, que han estado reduciendo las medidas de acceso a las armas durante décadas y han ofrecido protección legal a aquellos que las utilizan en defensa propia.

La diferencia de posturas con la NRA permite, además, potenciar el creciente movimiento liderado por los supervivientes del tiroteo que tuvo lugar la semana pasada en un instituto de la localidad de Parkland, en Florida, donde 17 personas murieron a manos de Nikolas Cruz, un joven de 19 años.