El gobernador de Kirkuk establece toque de queda y un recuento de votos manual ante un posible fraude electoral

Seguidores del PUK en Kirkuk tras las elecciones
REUTERS / AKO RASHEED
Publicado 13/05/2018 1:39:49CET

KIRKUK (IRAK), 13 May. (Reuters/EP) -

El gobernador de la provincia iraquí de Kirkuk ha declarado este sábado el toque de queda para prevenir nuevos disturbios y ha ordenado que se lleve a cabo un recuento manual de los votos de las elecciones nacionales, ya que ha explicado que el sistema electrónico de votaciones ha producido un "resultado ilógico".

Rakan Al Jubori, gobernador de la región septentrional iraquí, ha anunciado el establecimiento de un toque de queda a partir de media noche hasta las 6 de la mañana de este domingo, con el objetivo de evitar que se produzcan disturbios entre las comunidades kurdas, árabes o turkmenas que conviven en la provincia.

A última hora del sábado, los seguidores del partido Unión Patriótica de Kurdistán (PUK, por sus siglas en inglés) y el Movimiento para el Cambio, popularmente conocido como Gorran, han tenido enfrentamientos en la ciudad, sin víctimas mortales. Ambos partidos se han acusado mutuamente de fraude electoral, motivando la activación del toque de queda.

Arshad Salihi, líder del Frente Turkmeno, también ha rechazado los resultados y se ha sumado a la petición para un recuento de votos manual. "Todos los temores que teníamos antes de las elecciones se han convertido en realidad. La prueba es que hoy, la población de Kirkuk está protestando", ha afirmado.

Varios líderes del PUK, el partido que tradicionalmente controla la región de Kirkuk, han anunciado que se han hecho con la mayoría de los votos, aunque aún no se han emitido los resultados oficiales.

DESCENSO EN LA PARTICIPACIÓN

La Comisión Electoral de Irak ha informado de que la participación en las elecciones legislativas celebradas este sábado ha alcanzado el 44,52 por ciento una vez escrutado el 92 por ciento de los votos.

Esta cifra está lejos del 60 por ciento logrado en las elecciones de 2014. Estas son las primeras elecciones legislativas celebradas en el país árabe desde la derrota en 2017 del grupo yihadista Estado Islámico.

Precisamente el Estado Islámico había amenazado con atentados contra el proceso electoral y al menos tres personas han muerto en un atentado con bomba lapa contra un observador y dos electores cerca de Al Jan, al sur de la ciudad de Kirkuk.

El actual primer ministro, Haider al Abadi, es el favorito para seguir en el poder en estos comicios. Las urnas han cerrado a las 18.00 horas (17.00 hora peninsular española).