El gobernador de Nueva York podría dimitir por su implicación en un caso de prostitución

 

El gobernador de Nueva York podría dimitir por su implicación en un caso de prostitución

Actualizado 11/03/2008 22:14:40 CET

NUEVA YORK, 11 Mar. (EUROPA PRESS) -

El gobernador de Nueva York, el demócrata Eliot Spitzer, podría presentar hoy mismo su dimisión como consecuencia de la creciente presión en este sentido tras conocerse su presunta implicación en una red de prostitución y pese a que ayer mismo pidió disculpas tanto a su familia como a sus electores por lo ocurrido

Según informa el 'Wall Street Journal' en su edición electrónica citando a una persona cercana a Spitzer, éste con toda probabilidad va a presentar su dimisión e incluso puede que hoy mismo.

Entretanto, el líder de los republicanos en la asamblea estatal, James Tedisco, dijo hoy que su partido intentará iniciar un proceso de 'impeachment' (destitución) si el propio gobernador no dimite, mientras que, según el diario, el vicegobernador, David A. Paterson, y su personal han comenzado a prepararse para asumir la gobernación del estado.

De confirmarse su renuncia, Spitzer daría por concluida su carrera política tan sólo 16 meses después de ser elegido gobernador de Nueva York por un amplio margen. No obstante, según la fuente consultada por el 'WSJ', "en primer lugar se está enfrentando a esta tragedia personal en casa".

Según la información que se conoce hasta ahora del caso, Spitzer contrató a una prostitua en Washington el pasado 13 de febrero y pagó por ella 4.300 dólares. Al parecer, según fuentes judiciales, Spitzer es uno de los clientes mencionados en una queja federal abierta la semana pasada en la que se acusa a otras cuatro personas de dirigir una red internacional de prostitución.

Los llamamientos para que Spitzer dimita comenzaron ayer mismo y se intensificaron hoy, incluso por parte de la prensa. El gobernador es uno de los principales apoyos de la precandidata demócrata Hillary Clinton e incluso se mencionaba su nombre como eventual miembro del gabinete de ésta si fuera elegida presidenta. Hasta el momento, la senadora por Nueva York no ha querido pronunciarse sobre el escándalo.

Además, Spitzer es 'súper delegado', es decir, tendría poder de voto en la convención demócrata en la que el partido elegirá a su candidato a la Casa Blanca, pero si dimite como gobernador perdería este honor y no sería reemplazado como 'súper delegado', algo que a priori perjudicaría a Clinton.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies