El Gobierno afgano critica a EEUU por la liberación de cinco talibán detenidos en Guantánamo

Actualizado 02/06/2014 12:23:39 CET

Políticos republicanos reprochan al Gobierno que haya negociado con terroristas y aseguran que los detenidos volverán a combatir

   KABUL, 2 Jun. (Reuters/EP) -

   El Gobierno afgano ha criticado a Estados Unidos por el intercambio de cinco presos talibán detenidos en la base de Guantánamo (Cuba) a cambio de la liberación de un militar estadounidense secuestrado en Afganistán y ha asegurado que este canje viola la legislación internacional.

   Los cinco prisioneros volaron el domingo a Qatar como parte del acuerdo para liberar al sargento estadounidense Bowe Bergdahl, el único prisionero de guerra estadounidense que permanecía secuestrado en Afganistán desde hace cinco años. Bergdahl llegó el domingo a un hospital militar en Alemania tras salir de Afganistán.

   Este intercambio de prisioneros ha provocado el rechazo por parte de buena parte de la población de Afganistán, que podrían haber visto el acuerdo como señal de la intención de Estados Unidos de retirarse del país lo antes posible, mientras que Washington anunció que la retirada definitiva de sus tropas desplegadas en el país centroasiático se produciría en 2016.

   "Ningún Gobierno puede transferir ciudadanos de un país a otro como prisioneros", ha criticado el ministro de Exteriores de Afganistán, Ahmad Zarar Moqbel. El presidente del país, Hamid Karzai, que ha criticado la gestión norteamericana durante los últimos años, no ha sido informado sobre el acuerdo para evitar posibles filtraciones.

   El acuerdo establece que los cinco talibán detenidos saldrían de la base estadounidense de Guantánamo, donde permanecían desde 2002, y serían trasladados a Qatar, destino en el que deberán permanecer durante un año. Fuentes de la agencia de Inteligencia afgana han señalado que creen que los detenidos se unirán a milicianos e impulsarán la insurgencia en un momento en el que todas las tropas extranjeras se preparan para salir del país.

   El Pentágono calificó a los cinco detenidos de "alto riesgo" y de "posibles amenazas" y añadió que ocuparon importantes puestos en el régimen talibán antes de la invasión estadounidense de 2011. Al menos dos de ellos son sospechosos de haber cometido crímenes de guerra, entre los que se incluye el asesinato de miles de afganos chiíes, según filtraciones de cables militares de Estados Unidos.

CRÍTICAS REPUBLICANAS AL ACUERDO

    Políticos del Partido Republicano también han criticado el acuerdo por haberse producido a través de una negociación con terroristas y han advertido de que las personas liberadas volverán a combatir. Mientras, la liberación de Bergdahl fue celebrada en su localidad de origen.

   El secretario de Defensa de Estados Unidos, Chuck Hagel, ha indicado que espera que el intercambio ayude en la reconciliación con los milicianos y ha rechazado las acusaciones de los republicanos por haber negociado con terroristas. Además, ha señalado que el intercambio ha estado ideado por Qatar.

   El senador McCain y otros republicanos se han cuestionado si el Gobierno ha actuado correctamente al liberar a los talibán. "Son personas de alto riesgo. Otros que ya han liberado han vuelto a combatir", ha señalado el senador republicano. "Está documentado. Me preocupa que sean los talibán los que hayan decidido las personas que se ponían en libertad", ha añadido.

   Bergdahl fue trasladado a un hospital militar en Alemania para recibir asistencia médica. Se espera que sea trasladado a otra instalación de San Antonio, Texas, aunque aún no se ha señalado la fecha para su regreso a Estados Unidos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies