El Gobierno alemán aprueba el envío de más soldados a Afganistán, Malí e Irak

Ursula von der Leyen
KAY NIETFELD/REUTERS - Archivo
Publicado 07/03/2018 15:12:58CET

BERLIN, 7 Mar. (Reuters/EP) -

El Gobierno de la canciller alemana, Angela Merkel, ha aprobado este miércoles ampliar el número de militares desplegados en misiones en el exterior, incluyendo las operaciones en Afganistán, Malí e Irak, según fuentes gubernamentales.

El proyecto de ley, que tiene que ser ratificado por la Cámara Baja del Parlamento alemán, el Bundestag, prevé aumentar el número de militares desplegados en Afganistán en un tercio, a un total de 1.300 efectivos.

La decisión de aumentar la presencia militar alemana en Afganistán se ha tomado a raíz del aumento de la violencia en el país y de la nueva iniciativa por la paz promovida por el presidente afgano, Ashraf Ghani.

Además, el Gobierno ha apoyado que se continúen los vuelos del Sistema de Alerta y Control para la OTAN y de vigilancia y reabastecimiento en apoyo a los aliados que luchan contra Estado Islámico.

Asimismo, la nueva legislación indica que, tras el éxito del entrenamiento a los peshmerga, los combatientes kurdos iraquíes, en el norte de Irak, las fuerzas alemanas también se establecerán en la capital iraquí, Bagdad. La ley incluirá un plan para añadir 100 militares a la fuerza de 1.000 efectivos en la misión de mantenimiento de la paz de la ONU en Malí.

Esta decisión del Gobierno pone en práctica un acuerdo sobre defensa al que los conservadores de Angela Merkel y los socialistas del Partido Socialdemócrata (SPD) han llegado durante las negociaciones para formar gobierno de los últimos meses.

LA MINISTRA DE DEFENSA DEFIENDE EL AUMENTO DEL CONTINGENTE

La ministra de Defensa alemana, Ursula von der Leyen, ha declarado a la radio pública ARD que el envío de más tropas a Afganistán debe llegar acompañado de una serie de reformas por parte del Gobierno de Kabul. Von der Leyen ha advertido que la misión se prolongará en el tiempo. "Necesitamos paciencia, sin lugar a dudas", ha indicado la ministra, recordando la lista de progresos y retrocesos en Afganistán en los últimos años.

Con respecto a Irak, Von der Leyen ha elogiado el éxito del entrenamiento a los peshmerga llevado a cabo por las Fuerzas Armadas alemanas y ha añadido que la actuación de Alemania en el país "está alcanzando otro nivel". Tras la derrota de Estado Islámico, el Ejército alemán ayudará en la reconstrucción de Irak. "Estamos interesados en que el país alcance la estabilidad durante los años", ha recalcado la ministra.

La nueva coalición de Gobierno entre la CDU de Angela Merkel y el SPD ha acordado aumentar el presupuesto militar en 10.000 millones de euros durante los próximos cuatro años, pero Von der Leyen ha advertido de que se necesitarán más aumentos para recuperar las capacidades del Ejército alemán después de años de recortes.

La ministra ha reconocido la falta de equipo y personal militar que desveló un informe la semana pasada, pero ha insistido en que las tropas que vayan a misiones exteriores como a las de Irak y Afganistán estarán adecuadamente equipadas.

Alemania ha puesto en marcha pocas misiones militares en el exterior desde la Segunda Guerra Mundial, centrándose principalmente en el entrenamiento, la vigilancia, la atención sanitaria y las misiones de mantenimiento de la paz, aunque participó en la campaña de bombardeos contra Serbia en 1999. Actualmente, tiene 3.900 militares desplegados en misiones en el exterior, según Deutsche Welle.