El Gobierno aprueba la primera estrategia para atender a las más de 25.000 personas sin hogar en España

 

El Gobierno aprueba la primera estrategia para atender a las más de 25.000 personas sin hogar en España

Publicado 06/11/2015 15:15:46CET

Cada seis días muere una persona sin hogar en España y más de un tercio como consecuencia de una situación violenta

MADRID, 6 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Consejo de Ministros ha aprobado este viernes la primera Estrategia Nacional Integral de Personas Sin Hogar para conocer la realidad y las causas de entre 25.000 y 30.000 personas que viven en la calle en España, detectar de forma temprana los casos, sensibilizar a la sociedad para evitar su discriminación, trabajar en su inclusión y reorganizar la red de recursos de las comunidades autónomas.

"Es una prioridad social", ha asegurado el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, donde ha desgranado los principales datos que reflejan la realidad de este colectivo de personas, aunque ha advertido de que la información que existe hasta ahora "debe ser mejorada", pues la última la dio a conocer el Instituto Nacional de Estadística (INE) en 2012.

Alonso ha informado que de las más de 25.000 personas sin hogar, el 45 por ciento de éstas manifiestan que su situación se debe al desempleo, el 26% a no haber podido pagar más alojamiento, el 20,9 por ciento a la separación de su cónyuge o el 19 por ciento al cambio de residencia en otra localidad en la que no han podido adquirir su propia vivienda.

AUMENTA EL ODIO HACIA ESTE COLECTIVO

El titular de Sanidad ha alertado del aumento de delitos de aporofobia (odio al pobre) y de que cada seis días muere una persona sin hogar en un espacio público en España. De todas ellas, más de un tercio es consecuencia de una situación violenta. "Son personas que están muy expuestas y trabajar en la sensibilización y su protección es una de las prioridades del plan", ha añadido el ministro.

Otra de las líneas de actuación es la atención para que acudan a un centro de acogida, pero también la puesta en marcha de una acción que se llama 'Housing first', que se desarrolla principalmente en Estados Unidos y Canadá, y que consiste en proporcionar viviendas a estas personas para ir estableciendo un compromiso con ellas con el objetivo de integrarles de nuevo en la sociedad.

Según informa el departamento que dirige Alonso, 'Housing first' es una línea de trabajo que el Ministerio de Sanidad financia y cuya inversión total en 2014 llegó a 12,7 millones de euros, que con esta estrategia quiere trasladar a las administraciones autonómicas y locales esta solución.

El titular de Sanidad ha indicado que en 2014 se contaban 794 centros, entre albergues, pisos o residencias temporales, un 7,7% más que en 2012 como consecuencia del aumento de la demanda; 17.572 personas trabajaban en atender a estas personas, un 8% más que dos años antes, de los que el 60% son voluntarios, que hacen que más del 90 por ciento de las personas sin hogar son seguidos por los profesionales, aunque ha indicado que "esto tiene que seguir mejorando".

Alonso ha indicado también que se estaba destinando a esta red de centros unos 220 millones de euros en 2014, un 10% más que en 2012. "Esto hay que ponerlo en común porque hay disparidad", ha aseverado, para añadir que los ayuntamientos de municipios con menos de 50.000 habitantes tienen muchos menos recursos que los de las grandes ciudades. "El objetivo es sacar a la gente de la calle mediante planes de acción, que se irán concretando a lo largo del año que viene", ha apostillado.

YA NO SON SÓLO PERSONAS CON ADICCIONES

Los diferentes informes revelan que se ha incrementado el número de personas sin hogar más jóvenes, que hay más mujeres y más mayores de 45 años y que esta situación se hace crónica en muchos casos, aunque también apuntan a que sube el alojamiento en pisos y pensiones y baja ligeramente el uso de los centros destinados a ello.

Por otro lado, el perfil se distancia de personas con adicciones a drogas o a alcohol y mejora considerablemente la valoración de los servicios a su alcance, en buena parte porque, como recalca la Estrategia, ha subido la inversión en asistencia.

La estrategia probada por el Gobierno este viernes parte de un enfoque integral, que "se basa en la defensa de los derechos humanos, en la unidad de acción, en la prevención y actuación temprana y en la orientación de soluciones hacia la disposición de una vivienda".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies