El Gobierno arrestará a los profesores en huelga que no acudan a los exámenes de acceso a la universidad

Actualizado 12/05/2013 21:04:05 CET

ATENAS, 12 May. (Reuters/EP) -

El primer ministro griego, Antonis Samaras, ha invocado por tercera vez en lo que va de año los poderes de emergencia que les permiten arrestar a trabajadores en situación de desobediencia civil, en este caso los profesores en huelga que se nieguen a acudir a los exámenes de acceso a la universidad.

El sindicato de profesores, OLME, ha llamado a una huelga de 24 horas el próximo 17 de mayo, día que comienzan los exámenes, seguida de parones a lo largo de la semana próxima, en protesta por las intenciones del Gobierno de ampliar en dos horas el horario de trabajo semanal y transferir a 4.000 educadores a partes remotas del país para solucionar la falta de personal.

En respuesta, el Gobierno ha recurrido a la ley griega que permite la movilización obligartoria de los trabajadores en los casos de desobediencia civil, desorden público, desastres naturales o amenazas a la salud de la población.

El OLME planea salir a las calles mañana lunes y ha pedido a los sindicatos de los sectores público y privado --que representan a la mitad de la fuerza de trabajo del país-- que organicen el mismo 17 de mayo una huelga general en señal de apoyo.

Si bien el ministro de Educación Constantine Arvanitopoulos, ha defendido que la ley de emergencia permitirá a los estudiantes a ejercer su "derecho sagrado" a realizar los exámenes sin interrupciones, el principal partido de oposición, Syriza, ha pedido al Gobierno que anule la movilización obligatoria.

"Estas amenazas del primer ministro y de su Gobierno van contra la aplastante mayoría de trabajadores, así como de la sociedad", indicó en un comunicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies