El Gobierno asegura que se ha restablecido la calma en buena parte de Irán tras las protestas

Hasán Rohani
REUTERS
Publicado 02/01/2018 11:29:07CET

MADRID, 2 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno iraní ha asegurado este martes que se ha restablecido la calma y el orden en buena parte de las ciudades del país que han registrado en los últimos días protestas antigubernamentales, en algunas de las cuales se han producido disturbios que han ocasionado daños materiales y víctimas mortales.

El viceministro del Interior, Mohamad Hosein Zolfaqari, ha indicado "en la mayor parte del país, la situación ha vuelto a la normalidad y con la cooperación de los ciudadanos y los esfuerzos de las fuerzas de seguridad, el resto de inestabilidad en algunas regiones pronto acabará", según informa la agencia de noticias Mehr.

En declaraciones recogidas por la agencia oficial IRNA, Zolfaqari ha explicado que la política que se ha seguido respecto a los "recientes disturbios ha sido controlar la situación" y ha resaltado que la Policía y otros cuerpos de seguridad "han mostrado la máxima tolerancia".

"Mientras las propiedades públicas no fueron atacadas, la política de la Policía y las fuerzas de seguridad fue gestionar el escenario con el menor número de costes", ha indicado el viceministro, precisando que "cuando algunos alborotadores llevaron las escenas hacia la violencia, las fuerzas de seguridad tuvieron que contrarrestar a los vándalos".

Zolfaqari ha resaltado que algunos ciudadanos, aunque descontentos con algunos problemas, no han seguido a los alborotadores y han cooperado con las fuerzas de seguridad al sentir la necesidad de mantener la paz y el orden.

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Mohamad-Baqer Nobajt, ha sostenido este martes que el Ejecutivo de Hasan Rohani reconoce el derecho de los ciudadanos a protestar, como estipula la Constitución. Pero, ha subrayado, "manifestantes y alborotadores no son lo mismo".

"Según la Constitución, la no violación de la seguridad pública establece la diferencia entre disturbios y protestas", ha resaltado, en declaraciones recogidas por la agencia IRNA. No obstante, ha incidido en que "incluso los alborotadores deben ser encarados en el marco de la ley".

PENAS MÁS SEVERAS A PARTIR DEL TERCER DÍA DE DISTURBIOS

Entretanto, el presidente del Tribunal Revolucionario de Teherán, eñ hoyatoleslam Musa Qazanfarabadi, ha advertido a quienes insisten en participar en la violencia de que el castigo será cada vez más duro a partir del tercer día de disturbios.

En declaraciones a la agencia Tasnim, ha subrayado que quienes sean detenidos después del tercer día de disturbios se enfrentarán a penas más severas puesto que habrán salido conscientemente a la calle y recurrido a la violencia pese a la prohibición por parte del Ministerio del Interior de este tipo de concentraciones.

"Cada día que pase, los detenidos en los disturbios se enfrentarán a penas más severas, ya que no serán considerados más como manifestantes sino como alborotadores", ha subrayado. El responsable judicial ha confirmado que hay personas detenidas en Teherán y otras ciudades por liderar los disturbios y tener vínculos con servicios de espionaje extranjeros y que estas comparecerán muy pronto ante los tribunales.

Este lunes, el jefe del poder judicial, el ayatolá Sadeq Lariyani, ordenó a los fiscales del país que adoptaran medidas serias para confrontar a los alborotadores que han atacado propiedades públicas en el marco de las recientes protestas.

AL MENOS 450 DETENIDOS EN TEHERÁN

Por el momento, hay confirmados al menos 450 detenidos en Teherán. En declaraciones a la agencia ILNA, el vicegobernador de la provincia,
Alí Asghar Naserbajt, ha indicado que "200 personas fueron detenidas el sábado, 150 el domingo y unas 100 el lunes". "Ayer hubo menos personas manifestándose en las calles", ha precisado, aclarando que "solo se han practicado arrestos en los casos donde las personas han insistido en seguir realizando actividades ilegales".

Según Naserbajt, Teherán está bajo control de la Policía y no se ha pedido ayuda a la Guardia Revolucionaria. Además, el vicegobernador ha augurado que la jornada de este martes será más tranquila que las anteriores.

Desde el jueves pasado, en Irán se están registrando las protestas más graves desde las que tuvieron lugar en 2009 a raíz de la reelección del presidente Mahmud Ahmadineyad. Las protestas comenzaron en Mashhad, segunda ciudad del país, y se han extendido a otras ciudades, incluida Teherán.

La televisión estatal informó este lunes de al menos diez muertos solo el domingo, pero la cifra podría ser superior. Asimismo, durante la jornada del lunes murió un policía por disparos durante una manifestación en la localidad de Nayafabad, según ha confirmado un portavoz de la Policía.

Inicialmente, los manifestantes reclamaban mejoras económicas y protestaban contra la subida de los precios, pero en muchos lugares se ha pasado a consignas en contra del estamento religioso que gobierna el país, incluido el líder supremo, el ayatolá Alí Jamenei. Así, en algunas ciudades se han escuchado cantos de "muerte al dictador".