El Gobierno de Austria revela sus planes para prohibir el velo islámico en guarderías y escuelas primarias

El canciller austriaco, Sebastian Kurz
REUTERS / HEINZ-PETER BADER
Publicado 04/04/2018 16:05:45CET

VIENA, 4 Abr. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Austria, integrado por los conservadores y la ultraderecha, ha anunciado este miércoles sus planes de prohibir el uso del velo islámico en las guarderías y escuelas primarias para combatir lo que ha identificado como una amenaza a la cultura dominante en el país europeo.

"Nuestro objetivo es combatir cualquier desarrollo de sociedades paralelas en Austria (...) y que las niñas lleven velo en las guarderías y escuelas primarias es, por supuesto, parte de eso", ha dicho el canciller austriaco, Sebastian Kurz, en una entrevista concedida a la emisora local ORF.

En una rueda de prensa con el vicecanciller, Heinz Christian Strache, del ultraderechista FPO, ha indicado que para el Gobierno hay un problema en los centros educativos, si bien no ha aportado datos que apoyaran sus afirmaciones.

"Lo que puedo deciros es que es un creciente fenómeno. Hace unas décadas no teníamos esto en Austria y ahora sucede sobre todo en las guarderías islámicas pero también aquí y allí, en centros públicos de Viena y otras ciudades", ha dicho.

Kurz ha avanzado que legislarán sobre ello y propondrán que la prohibición se aplique a niñas de hasta diez años. Para que se apruebe necesitará el apoyo de dos tercios del Parlamento, por lo que deberá contar con el respaldo de socialdemócratas y liberales.

Los preceptos islámicos permiten a las menores evitar el velo hasta la pubertad, cuando deben comenzar a llevarlo, si bien en algunos casos se lo ponen antes.

El Gobierno anterior, formado por una coalición liderada por los socialdemócratas y con los conservadores de Kurz como socio minoritario, ya aprobó una ley que prohíbe cubrirse la cara en lugares públicos por razones de seguridad, pero permite a las mujeres musulmanas llevar el hijab, que cubre solo el cabello.

La antigua Administración también intentó prohibir a las profesoras que llevaran el velo islámico. La medida finalmente se descartó porque propició un debate sobre los símbolos religiosos que afectaba también a las cruces católicas que aún lucen en muchos colegios públicos.