El Gobierno de China subraya su apoyo a la unidad de Irak frente al referéndum del Kurdistán

Contador
Xi Jinping
JASON LEE / REUTERS
Publicado 25/09/2017 13:58:47CET

PEKÍN, 25 Sep. (Reuters/EP) -

El Ministerio de Asuntos Exteriores de China ha asegurado este lunes que apoya la unidad de Irak, un mensaje que llega el mismo día que el Gobierno regional del Kurdistán iraquí está celebrando un referéndum sobre la independencia de este territorio.

"El Gobierno chino apoya la soberanía, la unidad y la integridad territorial de Irak", ha asegurado el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang, en una comparecencia ante los medios de comunicación.

"Esperamos que las partes correspondientes puedan resolver sus diferencias por la vía del diálogo y encuentren una solución inclusiva que tenga en cuenta la historia y la realidad, para proteger conjuntamente a Irak y a la estabilidad de la región", ha añadido Lu.

Lu ha afirmado que el diálogo ayudará a promover la reconstrucción de Irak y los esfuerzos en la lucha contra el terrorismo, intereses comunes de los países de la región y de la comunidad internacional.

La votación, que se espera que concluya con un amplio "sí" a favor de la independencia, no es vinculante y está destinada a dar al Gobierno de Masud Barzani un mandato para negociar la secesión con las autoridades de Bagdad.

El referéndum se está celebrando a pesar de la intensa presión internacional sobre Barzani para que lo suspenda por el temor a que provoque nuevos enfrentamientos con Bagdad y con los poderosos vecinos de Irak: Irán y Turquía.

CHINA SUELE OPONERSE A LOS MOVIMIENTOS SEPARATISTAS

China, un miembro permanente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, generalmente tiene un bajo perfil en Oriente Próximo, a pesar de su dependencia de la región por el petróleo, pero ha intentando tener una mayor presencia. Para ello, por ejemplo, ha designado a un enviado especial que atienda la crisis en Siria.

Además, a pesar de respetar la política de no intromisión en los asuntos internos de otros países, China suele oponerse a los movimientos separatistas y de independencia en cualquier lugar del mundo. Dentro de sus fronteras, el Gobierno chino afronta movimientos separatistas en las regiones de Tíbet y Xinjiang, en el oeste del país.

Sin embargo, el Ejecutivo chino se ha mostrado más favorable a la celebración de votaciones por la independencia cuando las dos partes involucradas han estado de acuerdo en hacerlo, como ocurrió en el caso del fracasado referéndum celebrado en 2014 en Escocia para dejar Reino Unido o en Sudán del Sur, en 2011, en cuyo caso sí se consiguió la independencia frente a Sudán.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies