El Gobierno chino acusa al Dalai Lama de secuestrar los JJ.OO. y de organizar "el terror" en Tíbet

 

El Gobierno chino acusa al Dalai Lama de secuestrar los JJ.OO. y de organizar "el terror" en Tíbet

reuters
Actualizado 23/03/2008 13:16:43 CET

BEIJING, 23 Mar. (Reuters/EP) -

China ha acusado al Dalai Lama de orquestar el "terror" en Tíbet y de estar cooperando en secreto con los separatistas Uighur en Xinjiang, mientras Pekín refuerza su campaña de seguridad y propaganda para controlar las protestas antes de los Juegos Olímpicos.

Las protestas antigubernamentales de los monjes budistas comenzaron en la capital de Tíbet, Lhasa, el 10 de marzo y cinco días después los disturbios en contra de China sacudieron a la ciudad, dejando un policía y 18 civiles inocentes quemados o golpeados hasta la muerte, dijeron las autoridades del Gobierno tibetano asociado a China. Exiliados tibetanos en el extranjero --sobre todo en India-- elevan la cifra de fallecidos hasta el centenar.

En Sichuan, Gansu y otras provincias, los soldados siguen patrullando las calles de los pueblos tibetanos, mientras las escuelas y los monasterios budistas se encuentran bajo una estricta vigilancia.

El líder budista exiliado de Tíbet, el Dalai Lama, ha criticado la violencia y se ha mostrado dispuesto a mantener conversaciones con China para negociar la autonomía, pero no la independencia total, de su patria, que fue ocupada por el Ejército chino en 1950. Pero Pekín está intensificando su propaganda y dice a sus ciudadanos y al resto del mundo que el Dalai Lama, y no errores de la política gubernamental, ha desatado la situación problemática actual, que pretende arruinar los Juegos Olímpicos de Pekín en agosto.

ACUSACIONES DE CONSPIRACION

El periódico oficial del Partido Comunista Chino, el Diario del Pueblo, dijo el domingo que el Dalai, ganador del Premio Nobel de la Paz en 1989, nunca abandonó la violencia tras huir de China en 1959, después de una revuelta fallida contra Pekín.

"La llamada 'no violencia pacífica' de los seguidores del Dalai es una mentira rotunda de principio a fin", señaló el periódico. "En 2008, llegarán los Juegos Olímpicos de Pekín, que esperan con ansia el pueblo y el mundo entero. Pero el Dalai Lama está confabulando para tomar como rehenes las Olimpiadas de Pekín, para obligar al Gobierno chino a realizar concesiones sobre la independencia de Tíbet", agregó.

El periódico acusó anteriormente al Dalai Lama de planificar ataques con la ayuda de los violentos grupos separatistas Uighur que buscan la independencia de Turkestán del Este para su pueblo musulmán en la región Xinjiang, en el noroeste de China.

"Los seguidores del Dalai también han fortalecido su conspiración con las organizaciones terroristas de 'Turkestán del Este', y planificaron actividades terroristas en Tíbet para llamar la atención de la comunidad internacional", dijo el periódico el sábado. Hasta ahora, las críticas más feroces contra el Dalai Lama provenían de la prensa tibetana, pero ahora se le suman muchas más.

"Los seguidores del Dalai han descendido hasta convertirse en una organización totalmente terrorista", señaló un comentario en un sitio de noticias oficial de Shanghai (www.eastday.com).

El sábado, un grupo de 29 disidentes chinos instó a Pekín a terminar con su propaganda, a permitir el ingreso de los investigadores de Naciones Unidas a Tíbet y a abrir un diálogo directo con el Dalai Lama.

"En nuestra opinión, el lenguaje del estilo de la Revolución Cultural (...) no está ayudando a aliviar la situación", escribieron en una petición publicada en internet, refiriéndose al lenguaje utilizado contra los enemigos durante la era de Mao Zedong.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies