El Gobierno y el ELN llegan a un acuerdo para reducir la intensidad del conflicto

ELN
COLPRENSA
Actualizado 06/04/2017 21:14:27 CET

BOGOTÁ, 6 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Colombia y la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) han llegado este jueves a un acuerdo para reducir la intensidad del conflicto y proteger así a la población civil, coincidiendo con el final del primer ciclo de conversaciones del diálogo de paz.

Las partes han anunciado en un comunicado conjunto que han acordado establecer "un marco de referencia común para tratar el subpunto 5f", cuyo propósito es "proteger a las personas no combatientes y a la población civil de los efectos que el conflicto armado les causa, mediante acciones o acuerdos de carácter humanitario, de conformidad con el Derecho Internacional Humanitario, y, en consecuencia, disminuir la intensidad del conflicto".

El Gobierno ha aclarado que esto significa que se han puesto de acuerdo en que "la guía de las acciones unilaterales que deben adoptar las partes, y los acuerdos a que se llegue, deben tener como objetivo ineludible el cumplimiento de los postulados del Derecho Internacional Humanitario".

"Esto debe tener consecuencias prácticas, como la necesidad de que el ELN acepte el imperativo del Derecho Internacional Humanitario, que prohíbe el secuestro", ha precisado la Casa de Nariño, que también ha reclamado el cese de "los ataques al oleoducto Caño Limón-Coveñas" y de la colocación de "minas antipersona".

A este respecto, las partes han avanzado que en el próximo ciclo trabajarán para "desarrollar un programa piloto de desminado humanitario". Además, avanzarán en las discusiones sobre el punto uno de la agenda de paz, que versa sobre la "participación de la sociedad para la construcción de la paz".

También "se han puesto de acuerdo en los términos de referencia con los que trabajará el grupo de países de apoyo, acompañamiento y cooperación al proceso de paz". El Gobierno ha indicado en este sentido que han avanzado en los preparativos para crear "un fondo de apoyo por parte de los países amigos de este proceso de paz".

El Ejecutivo de Juan Manuel Santos ha destacado que se han producido "avances positivos" en este primer ciclo de conversaciones. En concreto, ha valorado que "se ha establecido el reglamento para el funcionamiento de la mesa de negociaciones" y se han creado dos mesas paralelas para "permitir un mayor dinamismo".

Gobierno y ELN se han citado para el 3 de mayo en Quito, sede de las conversaciones de paz, para iniciar el segundo ciclo. Las negociaciones comenzaron el 8 de febrero, tras casi un año de retraso por la negativa del grupo armado a liberar a los secuestrados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies