El Gobierno entrega a los aborígenes títulos de propiedad del territorio kenbi

Malcolm Turnbull
DAVID GRAY / REUTERS
Publicado 21/06/2016 13:45:42CET

Zanja así a un contencioso con los larrakia que se prolonga desde hace 37 años

SÍDNEY, 21 Jun. (Reuters/EP) -

El primer ministro de Australia, Malcolm Turnbull, ha entregado este martes los títulos de propiedad del territorio kenbi a los aborígenes larrakia, una decisión que pone fin a 37 años de contencioso por los derechos de estas tierras.

La demanda por el territorio kenbi, que abarca 676 kilómetros cuadrados en la península de Cox, por parte de los aborígenes larraki se remonta al año 1979. "Reconocemos lo que los larrakia siempre han sabido: que esto es territorio aborigen", ha indicado Turbull.

"Los aborígenes larrakia se han preocupado por este país durante miles de años y sus canciones han sido cantadas desde tiempos inmemoriales", ha añadido. Los aborígenes perdieron el territorio cuando el continente fue colonizado por los británicos en el siglo XVIII, pero ahora las leyes permiten que las demandas de derechos sobre los territorios se resuelvan con éxito si los indígenas pueden demostrar un vínculo inquebrantable con la propiedad en cuestión.

"Después de 37 años de lucha nos han devuelto nuestro territorio. Estoy muy feliz", ha destacado el terrateniente aborigen Jason Singh. "Me entristece que nuestras madres no estén aquí hoy", ha añadido. El título nativo y el derecho a la tierra afecta actualmente a más de 2,4 millones de kilómetros cuadrados de continente, un 31 por ciento del territorio australiano.

El caso del territorio kenbi fue objeto de dos extensos procesos judiciales, tres revisiones por parte del Tribunal Federal de Australia, dos apelaciones ante el Tribunal Supremo y mucha división entre la población aborigen, que se enfrentó a disputas sobre quién tenía el verdadero derecho a reclamar la tierra.

En la península de Cox, cientos de personas se han reunido este martes para observar cómo el primer ministro daba a los propietarios un documento simbólico. La ceremonia ha comenzado con un minuto de silencio en honor a aquellos que murieron y no han podido presenciar la resolución de la demanda.

"Hoy es un día histórico porque se ha acabado con la demanda indígena más compleja desde la aprobación de la Ley sobre Derechos de la Tierra", ha aseverado Turnbull, que ha felicitado a los propietarios "por su perseverancia, resistencia y determinación en nombre del Gobierno de la Mancomunidad de Naciones y todos los australianos".

Warren Snowdon, diputado por Lingiari del Territorio del Norte, ha elogiado a Turnbull, pero ha acusado al Partido Liberal del País (CLP) de obstaculizar el proceso de resolución de la demanda del territorio kenbi. "El Gobierno del CLP sofocó en 1979 el avance de la demanda, que se encontró estancada durante 18 años. Es una pena. Es importante que admitamos que la división causó daños cuyos efectos pueden percibirse hoy", ha zanjado Snowdon.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies