El Gobierno envía tropas al estado de Rajine tras una serie de ataques contra la Policía

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Gobierno envía tropas al estado de Rajine tras una serie de ataques contra la Policía

Soldados birmanos
REUTERS
Publicado 10/10/2016 11:57:14CET

RANGÚN, 10 Oct. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Birmania ha enviado tropas al estado de Rajine, donde se concentra la comunidad rohingya, una minoría musulmana, tras una serie de ataques contra la Policía que han provocado la muerte de nueve agentes.

La Policía pretende dar caza a los responsables de tres ataques llevados cabo a primera hora del domingo en Rajine, en la frontera con Bangladesh, que dejaron nueve muertos, cinco heridos y un desaparecido. Ocho de los agresores murieron y otros dos fueron capturados.

El domingo fue el día más sangriento en Rajine desde 2012, cuando más de cien personas murieron en enfrentamientos entre la población rohingya y los budistas de Rajine. Unas 125.000 personas, la mayoría rohingya, aún siguen desplazadas.

Las autoridades birmanas atribuyen estos ataques a los rohingya, una etnia de confesión musulmana a los que Birmania no reconoce la ciudadanía porque les considera descendientes de inmigrantes ilegales procedentes de Bangladesh.

En respuesta a estos ataques, el Gobierno de la ciudad de Maungdaw han prorrogado la prohibición de reuniones de más de cinco personas y el toque de queda vigente entre las 6.00 y las 19.00. Además, el Ejecutivo central ha movilizado tropas hacia la zona.

"Las Fuerzas Armadas, la Policía y el Ministerio de Asuntos Fronterizos están trabajando juntos para garantizar la seguridad y restaurar el orden", ha dicho el ministro del Gobierno para el Estado de Rajine, Min Aung.

Defensores de los Derechos Humanos han expresado su preocupación por el posible impacto de estas operaciones militares sobre la población civil. Los habitantes rohingya de Maungdaw han cerrado sus locales como medida de prevención.

Matthew Smith, fundador de Fortify Rights, ha denunciado que la población musulmana ya vive en "un estado policial, un estado de Apartheid". "Las violaciones de Derechos Humanos en el contexto de una contrainsurgencia no son nuevas en Rajine", ha alertado.

Por su parte, las autoridades de Bangladesh han informado de que Birmania ha cerrado la frontera común y ha desplegado efectivos adicionales.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies