El Gobierno interino dice que la situación en Osh está bajo control

Actualizado 17/06/2010 17:15:28 CET

MOSCU, 17 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno interino de Kirguistán aseguró este jueves que la situación en la ciudad sureña de Osh, epicentro de la violencia interétnica que comenzó hace justo una semana, está completamente bajo control, después de que los enfrentamientos entre kirguises y uzbekos hayan dejado aquí y en sus alrededores al menos 191 muertos.

El viceprimer ministro interino, Azimbek Beknazarov, aseguró hoy que la ciudad, donde comenzaron los disturbios el 11 de junio que se propagaron luego a la vecina región de Jalalabad, está volviendo a la normalidad, si bien se escucharon algunos disparos esporádicos en las afueras durante la noche.

"Hay suficientes fuerzas (gubernamentales) en el sur", señaló Bekhnazarov, citado por la agencia rusa RIA Novosti. El responsable precisó que hasta el momento "se han abierto 59 casos penales y se ha creado un grupo para investigar los trágicos acontecimientos en el sur".

Por otra parte, Beknazarov denunció que elementos antigubernamentales están tratando de desestabilizar la situación también en el norte del país.

"Existe el peligro de que los organizadores (de los disturbios) quieran avanzar hacia el norte", afirmó, precisando que se ha detenido a unas 110 personas sospechosas de organizar los "actos de provocación" en Osh y Jalalabad. Según el viceprimer ministro, detrás de los disturbios están los partidarios del ex presidente Kurmanbek Bakiyev.

Según el último balance oficial ofrecido esta mañana por el Ministerio de Sanidad, por el momento hay ya 191 muertos y 1.971 heridos, de los que 957 han tenido que ser hospitalizados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies