El Gobierno italiano niega un aplazamiento del referéndum constitucional

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

El Gobierno italiano niega un aplazamiento del referéndum constitucional

El primer ministro italiano, Matteo Renzi
REMO CASILLI/REUTERS
Publicado 02/11/2016 15:44:14CET

ROMA, 2 Nov. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno italiano ha desmentido que esté estudiando retrasar el referéndum constitucional previsto para el próximo 4 de diciembre, en el que se decidirá no sólo una amplia reforma política sino el futuro del primer ministro, Matteo Renzi.

El propio Renzi describió el lunes de "broma periodística" las especulaciones sobre el hipotético aplazamiento, un día después de que algunas voces políticas sugiriesen esta posibilidad a raíz de los recientes terremotos sufridos por la zona centro de Italia. Este miércoles, ha reiterado que se trata de un tema "surrealista".

El ministro del Interior, Angelino Alfano, del Nuevo Centro Derecha, también ha afirmado que el Ejecutivo no ha pedido "ningún aplazamiento" de la fecha de la consulta. En su caso, sin embargo, ha reconocido que estarían dispuestos a estudiarlo "con la máxima consideración" si lo pide la oposición, según medios locales.

Tanto Forza Italia como la Liga Norte han criticado que se pueda aplazar el referéndum a cuatro semanas y media de que tenga lugar. El líder parlamentario del partido de Silvio Berlusconi, Renato Brunetta, ha dicho que sería "absurdo e irresponsable" y ha criticado a Alfano por "lanzar la pelota a la oposición".

La mera especulación se ha dejado sentir en los mercados financieros, nerviosos por un referéndum de resultado incierto. La amplia mayoría de los sondeos publicados este mes conceden al 'no' una ventaja que oscila entre uno y nueve puntos porcentuales.

Cabe la posibilidad de que la consulta sufra cambios por orden judicial, ya que un tribunal de Milán tiene sobre la mesa una denuncia en la que se cuestiona que se puedan plantear tantas reformas juntas bajo las únicas consignas de 'sí' o 'no'.

El plan de Renzi rebaja el papel político del Senado, recorta competencias a gobiernos regionales, promueve la dedicación exclusiva de parlamentarios y plantea la contención en el gasto administrativo, entre otras reformas. El primer ministro ha prometido que dimitirá si la ciudadanía rechaza su ambicioso proyecto.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies