El Gobierno kurdo se compromete ante enviados internacionales a estudiar la paralización del referéndum

 

El Gobierno kurdo se compromete ante enviados internacionales a estudiar la paralización del referéndum

Contador
Masud Barzani
REUTERS / ARI JALAL
Publicado 14/09/2017 19:40:50CET

Barzani avisa tras el encuentro de que la consulta independentista sigue en vigor

MADRID, 14 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno del Kurdistán iraquí se ha comprometido este jueves ante un grupo de enviados de la ONU, Estados Unidos y Reino Unido a estudiar una propuesta para paralizar la celebración del referéndum independentista convocado para el próximo 25 de septiembre, si bien públicamente el presidente kurdo, Masud Barzani, ha advertido de que no hay marcha atrás posible.

La delegación internacional ha presentado ante Barzani una "alternativa" al referéndum, al que se ha opuesto de forma frontal el Ejecutivo central iraquí por considerarlo inconstitucional. El mandatario kurdo les transmitió que no podría ordenar por su cuenta cambio alguno en la consulta y que trasladaría la oferta a otros líderes regionales, según un comunicado de su oficina.

El enviado estadounidense, Brett McGurk, ha criticado ante los periodistas la "arriesgada" votación, que carece de "legitimidad internacional". En este sentido, ha instado a las autoridades locales a tener en cuenta la "alternativa" presentada, que supuestamente contempla concesiones a todas las partes, según la agencia de noticias Rudaw.

Entre las preocupaciones trasladadas por la delegación internacional figuran los posibles efectos que la consulta podría acarrear para la lucha contra el grupo terrorista Estado Islámico. Las fuerzas del Gobierno de Haider al Abadi y sus aliados aún tratan de expulsar a los yihadistas de los bastiones que controlan desde mediados de 2014, cuando proclamaron su 'califato' en Irak y Siria.

LA POSICIÓN DE BARZANI

Tras la reunión, y en un discurso ante la multitud en la ciudad de Zajo, Barzani ha dejado entrever que el referéndum seguirá conforme al calendario previsto. En este sentido, ha avisado de que no aceptará ninguna "alternativa" que no garantice la independencia del Kurdistán, una región que sigue bajo los preceptos de Bagdad pese a tener una amplia autonomía.

Barzani ha criticado también las últimas votaciones llevadas a cabo contra el referéndum, entre ellas una celebrada este jueves y que planteaba el cese del gobernador de Kirkuk como represalia por su colaboración con el referéndum independentista. Para el dirigente kurdo, se trata de ejemplos que evidencian la "mayoría política" de chiíes y suníes.

La creación de un Estado propio es una de las reivindicaciones históricas de los kurdos al menos desde finales de la Primera Guerra Mundial, cuando la división de Oriente Próximo por parte de las potencias coloniales dejó a esta comunidad repartida por cuatro países distintos.

Las aspiraciones independentistas en Irak preocupan, de hecho, en otros tres países del entorno que también cuentan con población kurda --Turquía, Irán y Siria--, ante la posibilidad de que se extiendan reivindicaciones similares en sus respectivos territorios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies