El Gobierno libanés aprueba un plan para poner fin a la crisis de la basura en Beirut

 

El Gobierno libanés aprueba un plan para poner fin a la crisis de la basura en Beirut

Manifestantes frente al Ministerio de Medio Ambiente libanés en Beirut
AZIZ TAHER / REUTERS
Publicado 13/03/2016 6:31:37CET

MADRID, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Líbano ha aprobado este sábado un plan a cuatro años para poner fin a la crisis de la basura que se inició en Beirut el pasado 17 de julio con el cierre del vertedero de Naamé, por el que abrirá dos vertederos y reactivará un tercero de forma temporal.

El ministro de Información, Ramzi Jreij, ha confirmado que se abrirán dos vertederos --en las áreas de Bourj Hammoud y Nahr al Ghadir-- y que, al menos durante dos meses, se reabrirá el de Naamé para recibir los desperdicios acumulados en los vertederos improvisados, tal y como ha informado el diario libanés 'Naharnet'.

Todavía no se ha determinado el lugar concreto donde se establecerán los vertederos, y no se tomará una decisión al respecto hasta hablar con las autoridades locales, ha afirmado Jreij.

El Gabinete ha encargado al Ministerio del Interior que redacte una normativa sobre los incentivos que deberían entregar a las municipalidades ubicadas cerca de los vertederos al coste de ocho millones de dólares. También ha asignado otros 50 millones para proyectos de desarrollo en las ciudades que se encuentren cerca de los vertederos.

Jreij ha indicado que los desperdicios de Beirut se distribuirán entre los tres vertederos, además de en la incineradora de Sidón.

A pesar de haber confirmado ya la solución a la crisis de las basuras en la capital, más de 2.000 activistas se han concentrado en la ciudad, portando banderas de Líbano y gritando lemas antigubernamentales, asegurando que no aceptarán ningún tipo de solución temporal a la crisis.

"Tiene que haber desarrollo sostenible", ha indicado un manifestante. "Ya se ha enviado la advertencia final y ahora estamos en una nueva fase. El lunes paralizaremos el país", ha indicado el grupo organizador de la protesta en un comunicado, en referencia a la huelga general prevista para la próxima semana y que, pese a la aprobación del nuevo plan, parece continuar en pie.

Por su parte, el primer ministro, Tammam Salam, ha indicado que en la sesión extraordinaria del gabinete, que ha durado más de siete horas, se ha acordado un plan a cuatro años hasta que se encuentre una solución sostenible.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies