El Gobierno de Líbano celebrará hoy su primera reunión desde la dimisión por sorpresa de Hariri desde Riad

Saad Hariri
REUTERS / JAMAL SAIDI
Publicado 05/12/2017 3:08:37CET

MADRID, 5 Dic. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno de Líbano celebrará este martes su primera reunión desde la dimisión por sorpresa desde Arabia Saudí del primer ministro, Saad Hariri, quien posteriormente la retiró tras volver al país, según los medios locales.

La decisión de celebrar esta sesión extraordinaria ha sido alcanzada después de un acuerdo entre los partidos políticos en torno a un comunicado que reafirmará la llamada "política de disociación" del país.

El comunicado menciona alejar a Líbano de los "conflictos regionales", tal y como ha recogido la cadena de televisión libanesa Al Yadid, si bien por el momento no hay más detalles al respecto.

El encuentro se celebrará a las 12.00 horas (las 11.00 horas en la España peninsular) en el Palacio de Baabda.

Hariri anticipó que la semana que viene podría retirar de forma definitiva la dimisión que presentó el 4 de noviembre desde Riad si se producían los suficientes avances en el diálogo que protagonizan las principales fuerzas políticas del país para zanjar esta última crisis.

Previamente, había advertido de que habría "problemas" si "no hay una política real de disociación" de los conflictos en la región, amenazando con volver a dimitir de su cargo si el partido-milicia chií Hezbolá no acepta la tradicional política de neutralidad libanesa en relación con los conflictos regionales.

"No quiero en mi Gobierno un partido político que interfiere en los países árabes y contra otros países árabes", dijo, en una entrevista con la televisión francesa CNews. "Espero la neutralidad que pactamos para el Gobierno. No podemos decir una cosa y hacer otra distinta", argumentó.

Hariri anunció en un vídeo grabado en Riad que renunciaba al cargo tras recibir información sobre un supuesto complot para acabar con su vida orquestado desde Beirut. El presidente, Michel Aoun, se negó a aceptar su dimisión hasta que regresara a Líbano y diera explicaciones detalladas.

El 21 de noviembre, Hariri aterrizó en Beirut tras una breve gira internacional que le llevó a Dubai, París, El Cairo y La Valeta y desde entonces las fuerzas libanesas se han embarcado en un diálogo político para pactar un nuevo equilibrio de poder.

Hariri ha definido la crisis política provocada por su renuncia como un "despertar" para las fuerzas políticas libanesas. Su inesperado anuncio provocó malestar en las autoridades libanesas, que sospechaban que había dimitido por la presión de Arabia Saudí y que estaba en arresto domiciliario en ese país, lo que ha sido negado por Riad y por el propio primer ministro.