El Gobierno Macron inicia los contactos para lanzar una nueva legislación contra la corrupción

François Bayrou, ministro de Justicia de Francia
EUROPA PRESS
Publicado 22/05/2017 20:16:14CET

PARÍS, 22 May. (Reuters/EP) -

El equipo del presidente francés, Emmanuel Macron, ha comenzado ya los primeros contactos con asociaciones y especialistas para poner en marcha una iniciativa legislativa para combatir la corrupción tan frecuente entre altos cargos galos.

El ministro de Justicia, François Bayrou, ha contactado con organizaciones anticorrupción como Transparencia Internacional y Anticor y con el diputado socialista René Dosière, experto en este ámbito, para reunir ideas para una nueva ley.

"Queremos que este documento aborde todas las cuestiones pendientes, que no están resueltas, desde hace tanto tiempo (...). Eso significa que quizás haya que cambiar radicalmente ciertos hábitos", ha explicaod Bayrou tras su ronda de contactos.

Dosière ha planteado a Bayrou un endurecimiento de la normativa para la inscripción de partidos políticos y evitar así el surgimiento de pequeñas formaciones políticas cuyo único objetivo es lograr subvenciones. Además, propone que se hagan públicos los nombres de las personas que donen más de 2.500 euros a proyectos políticos y limitar a tres el número máximo de legislaturas que puede estar un diputado en el cargo.

MACRON CONTRA LA CORRUPCIÓN

Una de las promesas de campaña de Macron era impulsar una ley sobre la ética de la vida pública antes de que se celebren las elecciones legislativas de junio. La campaña de las presidenciales se vio salpicada por las acusaciones de corrupción contra el candidato conservador, François Fillon, investigado por malversación de fondos públicos.

Los medios de comunicación destaparon que Fillon, candidato al Elíseo, había pagado cientos de miles de euros de dinero público a su esposa Penelope y dos hijos por trabajos que nunca realizaron. Sin embargo, la ley no prohíbe la contratación de familiares a los diputados, por lo que Fillon sostiene que no hizo nada ilegal.

La rival de Macron en segunda vuelta, la ultraderechista Marine Le Pen, también está afectada por un caso de presunto uso ilícito de fondos europeos para su uso por el su partido, el Frente Nacional. Los tribunales franceses han pedido al Parlamento Europeo que levante la inmunidad parlamentaria para que pueda prosperar la investigación.

Dos de las figuras políticas más importantes de la década de 1990, el expresidente Jacques Chirac y el ex primer ministro Alain Juppé han sido condenados por malversación de fondos públicos por trabajos ficticios en la Alcaldía de París para aliados políticos.

Ante este panorama, Macron se presentó a las presidenciales con una propuesta de ley que prohíba a los diputados contratar a famliares y que sus ingresos sean objeto de impuestos como el resto de salarios.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies