El Gobierno de Malí investiga las denuncias de que soldados ejecutaron a civiles

Soldados malienses.
REUTERS / JOE PENNEY
Publicado 28/02/2018 15:08:32CET

BAMAKO, 28 Feb. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Malí ha informado de que está investigando las acusaciones por parte de un partido opositor de que el Ejército secuestró y ejecutó a siete civiles en el centro del país la semana pasada.

El partido opositor SADI acusó al Ejército de ejecutar a los hombres, que habían acudido a una celebración religiosa en la localidad de Nangarabakan, en la región de Segou, el 21 de febrero. Las víctimas incluían a un imán y a familiares del jefe local, según SADI.

En un comunicado publicado a última hora del martes, el Gobierno ha confirmado que civiles murieron durante la operación de registro en el centro de Malí, que ha sido escenario de ataques de milicianos islamistas, y que ha ordenado una investigación.

"El Gobierno expresa sus condolencias a las familias y reitera su determinación a proseguir las operaciones (...) con estricto respeto de las normas de Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario", ha asegurado el Ejecutivo.

Los grupos islamistas se hicieron con el control del norte de Malí en 2012 antes de ser repelidos en una intervención militar liderada por Francia. Desde entonces se han reagrupado y extendido al centro del país, más poblado, ganando reclutas aprovechando entre otras cosas los abusos cometidos por el Ejército.

Un informe publicado el pasado septiembre por Human Right Watch acusó al Ejército maliense de llevar a cabo asesinatos extrajudiciales, secuestros, torturas y detenciones arbitrarias de presuntos simpatizantes con los grupos yihadistas. El Gobierno ha reconocido algunos abusos por parte de sus fuerzas en el pasado, pero también rechaza muchas de las acusaciones hechas por los defensores de los Derechos Humanos.