El Gobierno norcoreano asegura que trata a los presos conforme a "estándares internacionales"

 

El Gobierno norcoreano asegura que trata a los presos conforme a "estándares internacionales"

Otto Warmbier, universitario estadounidense detenido en Corea del Norte
KYODO/REUTERS
Publicado 20/06/2017 18:30:03CET

GINEBRA, 20 Jun. (Reuters/EP) -

El embajador de Corea del Norte en la sede de Naciones Unidas en Ginebra, Han Tae Song, ha asegurado este martes que su Gobierno trata a los presos conforme a los "estándares internacionales", en respuesta a las críticas recibidas por el caso de Otto Warmbier, un joven estadounidense que fue liberado con graves daños neurológicos y que finalmente ha muerto.

Warmbier, un estudiante universitario de 22 años, fue liberado hace una semana tras ser condenado en marzo de 2016 a 15 años de trabajos forzados en Corea del Norte por tratar de robar un cartel propagandístico del régimen de Kim Jong Un, de acuerdo con la prensa norcoreana.

El estadounidense fue liberado en estado de coma, según explicó Pyongyang, porque enfermó de botulismo poco después de ser condenado. Sin embargo, los médicos norteamericanos han expresado serias dudas sobre este diagnóstico. Los daños sufridos en el cerebro eran tan graves que el lunes murió.

El relator de la ONU para los Derechos Humanos en Corea del Norte, Tomás Ojea-Quintana, ha pedido al régimen comunista que explique las verdaderas razones que llevaron a Warmbier hasta un coma y ha recordado que las autoridades norcoreanas negaron la asistencia consular al joven.

"Esto es lo que esperábamos de él", ha dicho Han Tae Song en una entrevista concedida a Reuters. "Como ya he dicho anteriormente, es el modelo de siervo de las fuerzas hostiles", ha subrayado, en alusión a Estados Unidos y sus aliados en la región Asia-Pacífico.

Han, que se ha negado a hablar del estado de Warmbier y de los otros estadounidenses detenidos en la nación asiática, ha sostenido que las palabras de Ojea-Quintana "distorsionan la realidad". "Nosotros estamos actuando conforme a nuestras leyes y a los estándares internacionales", ha defendido.

Interrogado sobre la posibilidad de que Estados Unidos y otros países dicten nuevas medidas punitivas contra Corea del Norte por el caso Warmbier, Han ha restado importancia a tal movimiento. "No sé que tipo de sanciones van a imponernos pero no nos da miedo. Llevamos 60 años con sanciones estadounidenses", ha contestado.

REUNIFICACIÓN FAMILIAR

Han también ha respondido a Ojea-Quintana por sus declaraciones sobre la reunificación de las familias que siguen separadas desde la guerra que enfrentó a las dos Coreas entre 1950 y 1953 y que técnicamente no ha acabado porque solo firmaron un armisticio.

Ojea-Quintana ha advertido de que a estas familias "se les está agotando el tiempo" para reunirse, dado que sus miembros son ya muy mayores, y ha propuesto un nuevo encuentro para el mes de agosto, pero Corea del Norte ha reclamado como condición previa la repatriación de 13 nacionales que fueron "reubicados en Seúl".

"Las autoridades surcoreanas deberían repatriar a las mujeres secuestradas en Corea del Norte", ha insistido Han, que ha detallado que se trata de doce camareras y su jefe y que no han sido vistos en público desde que fueron "secuestrados" el año pasado en China por agentes surcoreanos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies