El Gobierno pone en marcha hoy un plan de recontrucción coordinado con los gobernadores tras el paso de 'El Niño'

Actualizado 01/03/2007 19:41:04 CET

LA PAZ, 1 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno boliviano pondrá en marcha hoy un plan de reconstrucción nacional coordinado con los gobernadores de los nueve departamentos afectados por los desastres humanos, materiales y naturales provocados por el fenómeno climático de 'El Niño', que ha causado la muerte de 35 personas y más de 350.000 resultaron afectadas.

De acuerdo con el presidente boliviano, Evo Morales, el programa cuenta con recursos que ascienden a 70 millones de dólares (más de 53 millones de euros) y prioriza a los municipios más afectados por las inundaciones que azotan el país desde el pasado mes de diciembre.

Ayer, miércoles, en un encuentro con los gobernadores y alcaldes de las regiones más dañadas, Morales explicó que un equipo técnico determinará los territorios más dañados por el temporal. "La información que recibimos viene de los centros de operaciones de emergencia departamentales", agregó.

También señaló que los trabajos de reconstrucción se harán de manera conjunta con los gobernadores y que el Ejecutivo garantizará la ayuda alimentaria y de medicamentos para los damnificados por los desastres, según informa la agencia 'Prensa latina'.

El Gobierno boliviano decretó ayer la situación de Desastre Nacional, norma que autoriza al Ministerio de Hacienda a distribuir los recursos de hasta el 1 por ciento del total destinado al Presupuesto General de la Nación.

La medida también ordena a los ministerios de Planificación y de Hacienda a que gestionen la financiación de los recursos que se destinen para la atención a los damnificados a partir de fuentes externas e internas de cooperación.

SE PRIORIZARÁ AL DEPARTAMENTO DE BENI

Este decreto indica además a la cartera de Planificación presentar en un mes un plan nacional de reconstrucción y rehabilitación, el cual priorizará al departamento de Beni, el más golpeado por las inundaciones.

Asimismo, el Ejecutivo consideró reprogramar por 20 años y otorgar seis de gracia para la deuda de pequeños productores agropecuarios afectados por la catástrofe natural. Con esa medida serán beneficiados aquellos empresarios que pidieron a entidades financieras intermediarias créditos de hasta 10.000 dólares (casi 7.600 euros).

Las disposiciones legales fueron redactadas en las últimas horas de ayer por el Consejo Nacional de Reducción de Riesgos y Atención de Desastres y Emergencias (CONARADE), en coordinación con el jefe del Ejecutivo.

Morales anunció además que el Gobierno tiene reservas de alimentos para cuatro o cinco meses para suministrar a las familias más afectadas, y destacó que la Administración "responderá a las personas cuyos hogares fueron arrasados por el agua".

El mandatario agradeció a la comunidad internacional la colaboración prestada en el suministro de víveres, servicios de rescate y evaluación de los daños.

Las pérdidas ocasionadas desde el pasado diciembre por las inundaciones en Bolivia alcanzan ya los 230 millones de dólares (174,6 millones de euros), según datos publicados por la Cámara Nacional de Comercio (CNC).

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies