Gobierno presenta cargos contra un activista que exigió que los dirigentes del partido único revelen su riqueza

Actualizado 17/12/2013 22:41:09 CET

PEKÍN, 13 Dic. (Reuters/EP) -

El Gobierno chino ha presentado cargos este viernes contra el activista Xu Zhiyong por dirigir una campaña para que los miembros del Partido Comunista de China (PCCh) revelen su patrimonio, según ha informado su abogado, después de que la Policía lo acusara de violar la ley convocando manifestaciones.

El abogado del activista, Zhang Qingfang, ha asegurado que Xu ha sido acusado por "alteración del orden público", una acusación que habitualmente se presenta contra los activistas en defensa de los Derechos Humanos que intentan llevar a cabo cualquier tipo de protesta. Asimismo, ha asegurado que está "sorprendido" por la velocidad con la que estaba avanzando el caso.

"De forma inesperada, se las han arreglado para decidir en una sola semana que quieren procesar un caso tan complejo. Es inconcebible", ha asegurado Zhang.

En relación a la fecha en la que se celebrará el juicio, Zhang ha asegurado que lo que único puede decir es "que será muy rápido, dentro de un mes". China ha detenido al menos a 16 activistas involucrados en la campaña para que se revele el patrimonio de los miembros del partido. Tres de ellos fueron juzgados la semana pasada en la provincia de Jiangxi.

Xu, que también ha hecho campaña por mejorar los derechos civiles de los ciudadanos, fue arrestado el pasado mes de agosto en un caso que puso de manifiesto las deficiencias de la campaña que dirige el Gobierno contra la corrupción.

Numerosos Gobiernos occidentales han luchado en repetidas ocasiones con Pekín sobre los Derechos Humanos en el país, y tanto Estados Unidos como la Unión Europea han manifestado su precupación por el caso de Xu.

El cambio de liderazgo del pasado año que llevó a Xi Jinping al cargo de dirigente del PCCh, después de una década sin modificaciones, arrojó un halo de esperanza sobre los ciudadanos en torno a nuevas reformas políticas. Sin embargo, la ola de detenciones de activistas es una muestra de que el partido no tolera que nadie cuestione su forma de gobierno, a pesar de las demandas por llevar a cabo una mayor transparencia.

Xu, el fundador del movimiento "Nuevos Ciudadanos", aboga por que se ejerza presión para que se lleven a cabo reformas políticas dentro del sistema. El activista ha instado a los miembros del partido a desvelar sus activos, y muchos ciudadanos han tomado las calles para exhortar a la población a que luche contra la corrupción entre las filas del partido.

ALTERACIÓN DEL ORDEN

La Policía de Pekín, en una carta en la que recomienda que se procese a Xu, ha asegurado que el activista ha organizado actividades para colgar pancartas en espacios públicos pidiendo que se desvelen los patrimonios de los miembros del partido, así como un acceso igualitario a la educación.

Xu también ha dirigido campañas en favor de los derechos de los niños de áreas rurales, que carecen de permisos de residencia correctos, a ser educados en las ciudadades, donde muchos de ellos viven con sus padres tras emigrar en busca de empleo.

Las actividades de Xu "han provocado graves alteraciones en el orden en lugares públicos", según las autoridades, y ha interferido en el trabajo de las fuerzas de seguridad pública.

En 2009, Xu fue detenido por supuesta evasión fiscal, un cargo que sus defensores aseguraron que había sido inventado para intentar sofocar su trabajo de movilización. Los cargos fueron posteriormente retirados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies