Gobierno y rebeldes houthis alcanzan un acuerdo para poner fin a la crisis política y de subsidios de Yemen

Actualizado 05/07/2015 8:31:21 CET

SANÁ, 11 Sep. (Reuters/EP) -

El Gobierno de Yemen y los rebeldes houthis han alcanzado este jueves un acuerdo para poner fin a semanas de protestas en la capital del empobrecido país, Saná, contra las autoridades y su política de subsidios de combustible, según informaron fuentes del equipo de negociación del Gobierno.

El acuerdo ha sido formado por el gobernador de Saná, Abdelqader Helal, y el representante de asuntos políticos de los rebeldes, Hussein al Ozzi.

Los manifestantes houthis habían levantado barricadas en la principal carretera al aeropuerto de Saná y organizado sentadas frente a los principales ministerios en un intento de derrocar al Gobierno y restaurar los subsidios de combustible anulados por las autoridades.

El presidente de Yemen, Abd-Rabbu Mansur Hadi, cesó a principios de mes al Gobierno para conformar un gabinete de unidad nacional. El jefe del Estado apostó por un Ejecutivo inclusivo y ha recuperado parcialmente, además, las ayudas al combustible, lo que podría contribuir a una reducción de los precios de alrededor del 30 por ciento, según fuentes gubernamentales.

Los houthis, que reclaman desde hace años mayor poder en el norte de Yemen, han llevado recientemente sus protestas a la capital, donde han celebrado reunido a decenas de miles de personas para pedir una mayor presencia en la toma de decisiones.

Yemen lleva sumido en una etapa de inestabilidad desde 2011, cuando las manifestaciones contra el entonces presidente, Alí Abdulá Salé, le llevaron a renunciar al cargo para dar paso a una transición política dirigida por el actual jefe de Estado, entonces vicepresidente.