El Gobierno rechaza crear un "enorme ejército" de agentes de fronteras de la UE

Publicado 14/05/2018 16:24:56CET

BRUSELAS, 14 May. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno español ha mostrado este lunes su rechazo a crear un "enorme ejército" de guardas de fronteras de la UE, en referencia a la propuesta de la Comisión Europea de elevar a 10.000 el número de agentes de la Agencia Europea de la Guardia de Fronteras y Costas (Frontex), y ha reclamado que es necesario incrementar los fondos que se otorgan a los países que, como España, gestionan los límites del bloque comunitario.

Así lo ha expresado el secretario de Estado de Asuntos Europeos, Jorge Toledo, en un debate en el que los Veintiocho han intercambiado por primera vez sus posturas con respecto a la propuesta de Bruselas para el próximo Marco Financiero Plurianual, que cubrirá el periodo 2021-2027 y que será el primero sin Reino Unido.

"En cuanto al esfuerzo de protección de fronteras quiero ser muy claro: no nos gusta y no creemos que sea bueno ni que sea efectivo crear un enorme ejército de 10.000 guardas europeos de fronteras que enviamos a los países que guardamos la frontera exterior", ha expresado.

"Creemos que tenemos una especial responsabilidad los países que protegemos y guardamos la frontera exterior. Tenemos la experiencia para hacerlo, no se trata de que nos envíen gente de otros países que no tiene los conocimientos suficientes y la experiencia suficiente y va a costar mucho más. De lo que se trata en política de migración de protección de fronteras es de apoyar, y también financieramente, a los países que nos ocupamos de guardar la frontera exterior de todos nosotros", ha añadido.

El Ejecutivo ha respondido así a la propuesta de la Comisión Europea de elevar a partir de 2021 el número de efectivos de Frontex, que en la actualidad cuenta con 1.500 agentes.

Toledo ha recordado además que la diferencia en la renta per cápita entre España y Marruecos es la segunda más alta del mundo, después de la que existe entre Corea del Norte y Corea del Sur, un dato que da cuenta de la "especial responsabilidad" y "riesgo" al que se enfrenta España.

"Por esto, creemos que la política de protección de fronteras tiene una dimensión especial y que cooperar con los países que constituyen la primera frontera, incluso fuera de la UE, es fundamental, y que hay que aumentar el diálogo, la cooperación y la financiación a estos países", ha defendido.

Por otro lado, el secretario de Estado de Asuntos Europeos ha confirmado que España está dispuesta incrementar los recursos que aporta a la UE "si es necesario y si el resultado es equilibrado", en referencia a la necesidad de apoyar "prioridades nuevas" pero también "las de siempre", que "han mostrado su valor añadido".

En este sentido, ha señalado que al Gobierno no le "gusta" el recorte planteado por Bruselas a los fondos de la Política Agrícola Común (PAC) y ha apuntado que "faltan muchos detalles" sobre la Política de Cohesión.