El gobierno de unidad condena el secuestro del fiscal militar del Consejo Presidencial de Libia

Publicado 19/03/2018 16:05:10CET

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) -

El gobierno de unidad de Libia ha condenado este lunes el secuestro el 15 de marzo del fiscal militar del Consejo Presidencial de Libia, Masud Erhuma, y ha reclamado su liberación inmediata.

El Ministerio de Defensa del gobierno de unidad, con sede en la capital, Trípoli, ha advertido de las consecuencias de este secuestro "ilegal", sin dar más detalles, según ha recogido el diario local 'The Libya Herald'.

El secuestro de Erhuma fue denunciada por su hijo, Fadil, quien afirmó que su padre y uno de sus guardaespaldas fueron secuestrados por hombres armados antes de llegar a su vivienda.

El jefe de la Fiscalía de Trípoli, Nuri al Wahishi, dijo posteriormente que Erhuma había sido detenido en línea con una orden de arresto emitida por la Fiscalía de la localidad de Zauiya, al tiempo que agregó desconocer los motivos detrás de la decisión.

El suceso tuvo lugar un día después de que el presidente del Consejo Superior de Estado de Libia, Abdulrahman Suehli, resultara ileso en un ataque perpetrado contra su convoy en la localidad de Garian, ubicada al sur de Trípoli.

Según las informaciones recogidas por el diario local 'The Libya Herald', el ataque fue ejecutado por un grupo de hombres armados cuando el convoy se desplazaba entre Garian y Yefren y se saldó con dos agentes heridos.

La guardia del Consejo Superior de Estado logró detener a dos de los atacantes, que están siendo interrogados.

El primer ministro del gobierno de unidad, Fayez Serraj, condenó firmemente el atentado y denunció que era un intento de impedir los esfuerzos de lograr seguridad en el país y sacar adelante el proceso de reconciliación.

Serraj y Suehli ya sobrevivieron a un atentado contra ellos en la capital, Trípoli, donde tiene su sede el gobierno de unidad. El Consejo Superior de Estado es parte de esta Administración, que cuenta con el respaldo de Naciones Unidas.

Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del ataque.