Un gran número de niños norcoreanos sufre problemas de crecimiento pese al aumento de la producción de alimentos

Actualizado 17/12/2013 22:27:18 CET

ROMA, 28 Nov. (Reuters/EP) -

La producción de alimentos en Corea del Norte ha aumentado por tercer año consecutivo, pero los casos de retraso en el crecimiento de los niños del país debido a la malnutrición siguen siendo elevados, según ha advertido un informe de Naciones Unidas.

Una misión de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y Agricultura (FAO) y del Programa Mundial de Alimentos ha visitado nueve provincias agricultoras de Corea del Norte durante septiembre y octubre, meses donde se produce la mayor cosecha anual de cereales.

Se prevé que la producción total de alimentos de 2013 alcance los 5,03 millones de toneladas, incluido el arroz, una cifra que supone un aumento del 5 por ciento respecto al año pasado.

Pese a estas cifras, la situación de seguridad alimenticia continúa siendo insatisfactoria, con alrededor del 84 por ciento de los hogares norcoreanos viviendo al borde de la pobreza o en estado de malnutrición.

"Pese a las continuas mejoras en la producción agrícola, el sistema de alimentación de Corea del Norte permanece siendo altamente vulnerable a impactos o graves problemas de existencia, especialmente en la producción de alimentos ricos en proteínas", ha advertido el economista de la FAO y director adjunto de la misión Kisan Gunjal.

"En interés del aumento del consumo de proteína y para revertir la tendencia a la baja de producción de soja, se debe incrementar el precio que se paga a los agricultores por la soja", ha afirmado Gunjal.

Desde 1998 el Programa Mundial de Alimentos ha producido junto al Gobierno norcoreano alimentos enriquecidos y galletas nutritivas para los niños y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia del país. El PMA ha recomendado un cambio hacia un nuevo producto, una leche mezcla de arroz y soja, para dar a los niños en las guarderías y reducir así el retraso en el crecimiento.

Los cuerpos y cerebros de los niños sufren un retraso en su desarrollo cuando no reciben los alimentos y nutrientes adecuados en los mil primeros días de su vida, según ha informado Naciones Unidas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies