Graves disturbios tras una carga policial contra antifascistas en plena campaña electoral sueca

Actualizado 06/07/2015 12:00:06 CET

ESTOCOLMO, 23 Ago. (Reuters/EP) -

Al menos diez personas han resultado heridas, cinco de ellas de gravedad, tras una carga policial contra manifestantes antifascistas concentrados en Malmo para protestar contra un acto del partido neonazi Partido de los Suecos en la ciudad de Malmo.

Unas 1.500 personas secundaron la convocatoria de la contramanifestación ante el anuncio de un acto público en Malmo de Stefan Jacobsson, el líder del Partido de los Suecos, ha informado el diario sueco 'The Local' en su edición digital.

Antes incluso de la aparición de Jacobsson se produjeron incidentes con el lanzamiento de petardos y botes de humo y se exacerbaron con la aparición del líder neonazi, cuyas palabras fueron respondidas con cánticos de "No más nazis en nuestras calles".

Cuando concluyó la intervención de Jacobsson se produjeron graves disturbios entre policías y manifestantes, con seis detenidos y decenas de arrestados a los que hay que sumar los diez hospitalizados, cinco con heridas graves y uno de ellos atendido en cuidados intensivos.

Los agentes cargaron con caballos contra los grupúsculos que se enfrentaron a la Policía. También se ha producido un impacto de un furgón policial contra un manifestante, incidente que será investigado.

"Nos vimos obligados a cargar porque entraron manifestantes enmascarados en la plaza y teníamos que hacer arrestos", ha explicado una portavoz policial, Ewa-Gun Westford, en declaraciones a la agencia de noticias TT.

Las fotografías difundidas muestran los caballos de la Policía arrollando a manifestantes. "Estoy conmocionada por el uso generalizado de la fuerza", ha destacado una de las convocantes, Matilda Renkvist, de la organización Skane Contra el Racismo, en declaraciones a 'Sydsvenskan'.

Un segundo acto del Partido de los Suecos en la vecina localidad de Helsingborg ha transcurrido sin mayores incidentes, según los medios locales.

Estos incidentes ocurren 22 días antes de las elecciones generales del 14 de septiembre con la inmigración en el centro de la campaña electoral. Los sondeos no pronostican una representación importante del Partido de los Suecos, pero sí en cambio a la formación más moderada, aunque también contraria a la inmigración Demócratas de Suecia que podría lograr en torno al 10 por ciento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies