Aumentan a 17 los muertos por la ola de incendios que asola el Peloponeso griego

Actualizado 25/08/2007 2:05:07 CET

El primer ministro se desplaza ante la situación de emergencia a Zaharo, uno de los lugares afectados por los incendios

ATENAS, 25 Ago. (EP/AP) -

Al menos 17 personas han muerto hoy a causa de los incendios que azotan al Peloponeso griego, según informó el Departamento de Bomberos a partir de un nuevo balance de víctimas y confirmó que más de 150 incendios están ardiendo en todo el país.

Cinco personas fueron encontradas muertas en las inmediaciones de un hotel en la ciudad peloponesa de Areopolis, a unos 280 kilómetros al sur de Atenas, según informó el Departamento de Bomberos. Una sexta persona, un bombero, murió de un ataque cardíaco, y al menos otras seis personas murieron atrapadas en sus coches a causa de otro incendio cerca de la ciudad de Komotheika, en el oeste del Peloponeso.

Asimismo, otra persona apareció muerta entre dos localidades de la zona afectada por los incendios, según las autoridades, debido a posibles problemas médicos. Otra persona y tres bomberos más fallecieron cerca de Zaharo, en el caso de los bomberos, debido a que su vehículo fue engullido por las llamas, según explicó el portavoz del Departamento de Bomberos, Nikos Diamandis.

"La situación es dramática", aseguró Diamandis e informó de que las unidades del Departamento están centrándose en los incendios que amenazan a diversas áreas urbanas.

Las autoridades griegas declararon el estado de emergencia en dos municipios de la región y el ministro de Interior griego en funciones, Spyros Flogaitis, hizo un llamamiento a la Unión Europea para que "envíen toda la ayuda que puedan". Grecia ha sufrido uno de los peores veranos a causa de los incendios forestales, con cientos de focos azotando sendas hectáreas de bosque y campos por todo el país.

Cuatro incendios principales azotan la región: uno cerca de Areopolis, otro en el monte Taigetos, el tercero en el monte Parnonas, y un cuarto cerca de la ciudad de Zaharo. Varias localidades fueron evacuadas y una de las principales autopistas del Peloponeso, la que une Esparta con la ciudad de Kalamata, fue cerrada, según informó el Departamento de Bomberos. A pesar de que los peores incendios se han registrado en el sur del país, otros focos permanecen activos en distintos puntos del país.

Los vientos cálidos y secos, que por momentos alimentan las llamas, han evitado que los aviones de los bomberos puedan despegar, por lo que sólo el personal de tierra se emplea en apagar los incendios, apoyado ocasionalmente por algunos helicópteros. "Los helicópteros operan cuando las condiciones meteorológicas lo permiten... Los pilotos están llevando a cabo un esfuerzo increíble", dijo Diamandis.

CIENTOS DE ATRAPADOS

Además, cientos de personas permanecen atrapadas entre las llamas en los pueblos de montaña al oeste del Peloponeso, cerca de la localidad de Zaharo. "Nuestros esfuerzos ahora se centran en salvar vidas humanas, aunque sea personas atrapadas, y controlar los focos", aseguró Diamandis, quien precisó que se ha pedido un refuerzo al Ejército que ha destinado 500 soldados a las labores de extinción, así como varios helicópteros de las Fuerzas Aéreas griegas.

Decenas de casas han sido engullidas por las llamas, según informaron residentes de la zona. Una mujer, residente del pueblo de Rhodina, cerca de Zaharo, explicó a la televisión que al menos 20 personas permanecen atrapadas en este pueblo, incluidos menores. Diamandis aseguró además que varios civiles y bomberos que han resultado heridos han sido evacuados a hospitales locales aunque no pudo dar una cifra exacta de heridos, entre ellos, el vicealcalde de Zaharo, Andonis Krespis.

Por su parte, Panagiotis Efstathiou, del Ministerio de Salud, explicó que los hospitales en la región están en alerta y que once ambulancias adicionales están siendo enviadas al oeste de la ciudad de Patras.

Ante esta situación de emergencia, el primer ministro, Costas Karamanlis, se desplazó a Zaharo para ver las labores de control de incendios sobre el terreno. Su Ejecutivo ha sido muy criticado por la oposición por su gestión de los incendios este verano, ya que, además de las muertes de hoy, otras diez personas, incluidos cinco bomberos, han fallecido este verano a causa de éstos.

Según explicó el líder del Partido Socialista, George Papandreou, el país está siendo "testigo de una tragedia nacional". "Este es un día de luto por las vidas que se han perdido, la propiedad destruida, nuestros boques están ardiendo", aseguró.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies