Grecia y Hungría no aplicarán las directrices de la UE para etiquetar los productos de los asentamientos

Publicado 11/12/2015 18:32:22CET

BRUSELAS, 11 Dic. (EUROPA PRESS) -

Grecia y Hungría han rechazado aplicar las directrices aprobadas por la Unión Europea para etiquetar los productos originados en los territorios palestinos ocupados por Israel desde junio de 1967, incluidos los asentamientos en Cisjordania, para evitar que los consumidores del mercado comunitario sean llevados a engaño, según han explicado fuentes diplomáticas.

"De momento no las van a aplicar", han explicado fuentes diplomáticas, que han advertido de que los europeos podrían "hacer un ridículo espantoso" si más países de la UE emulan este paso.

Las fuentes han admitido que no se descarta que otros países como República Checa, Rumanía y Bulgaria se sumen a este paso. "Pero no han dicho nada", han aclarado fuentes diplomáticas.

España y otros 15 países de la UE reclamaron el pasado mes de abril a la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini "completar" las directrices europeas sobre el etiquetado de productos de los asentamientos israelíes que ya reclamaron hace tres años a su antecesora Catherine Ashton, que comenzó el trabajo para preparar las directrices pero éste se paralizó en el verano de 2013 a petición del secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en un momento en el que trataba de relanzar las negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.

La Comisión Europea finalmente aprobó las directrices el pasado 11 de noviembre, que el Ejecutivo de Benjamin Netanyahu, consideró "un intento de prejuzgar el resultado de cualquier negociación futura entre Israel y los palestinos" y era una medida "discriminatoria" y convocó al embajador de la UE, Lars Faaborg-Andersen, en señal de protesta, al tiempo que anunció la suspensión de la participación de la UE en las negociaciones de paz con los palestinos. Su papel en el marco del Cuarteto para la Paz, que integra a la UE, la ONU, Estados Unidos y Rusia, no se ha visto afectado, según fuentes de la UE.

Israel también ha ejercido presión diplomática especial sobre países como Francia, Suecia, Irlanda, Malta y Bélgica, según fuentes diplomáticas, que han insistido en la necesidad de preservar la "unidad" en el seno de la UE.

Los ministros de Exteriores de la UE, que tenían previsto abordar en su reunión del próximo lunes 14 de diciembre en Bruselas el proceso de paz en Oriente Próximo, han aplazado a enero el debate, un aplazamiento que fuentes diplomáticas han advertido que podría beneficiar a Israel si logra seguir provocando divisiones entre los países de la UE.

Según la nota interpretativa comunitaria, los productos agrícolas como frutas y verduras deberán indicar el origen de forma obligatoria como marca la legislación europea actual, mientras que en el caso de los productos industriales, incluidos los productos alimentarios procesados, los productores o empresas importadoras o distribuidoras podrán hacerlo de forma voluntaria, con la excepción de los productos cosméticos, donde también será obligatorio indicar su origen, según fuentes del Ejecutivo comunitario.

En el caso de los productos donde el etiquetado de origen no es obligatorio, los Estados miembros podrán obligar a indicarlo si evalúan que "el consumidor medio en el país puede tomar una decisión de transacción, que sería diferente si hubiera conocido esta información" en virtud del principio conocido como 'engaño por omisión'.

Bélgica ya obliga a etiquetar los productos, incluso en el caso donde no es obligatorio, al considerar que no indicar que los productos vienen de los asentamientos sería engañoso para el consumidor. Dinamarca y Reino Unido también han introducido el etiquetado si bien en el caso de Reino Unido sólo los exige para los productos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies