La OCDE considera el segundo rescate un "respiro" para Grecia, pero insta al país a avanzar en las reformas

Actualizado 21/02/2012 18:02:44 CET

MADRID, 21 Feb. (EUROPA PRESS) -

El secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), Angel Gurría, ha destacado que la aprobación por parte de los países de la eurozona del segundo rescate a Grecia supondrá un "respiro" para la economía helena, pero ha advertido de que su éxito a largo plazo dependerá de los esfuerzos del país para "avanzar en las reformas estructurales y sociales necesarias para encender sus motores de crecimiento a toda velocidad".

"El apoyo financiero de la eurozona y el FMI, junto con una quita voluntaria estimada del 53,5% en los bonos en manos del sector privado, aportará la confianza necesaria y un respiro para que Grecia pueda trabajar en su recuperación y Europa hacer frente a su crisis de deuda soberana", aseguró Gurría.

El secretario general de la OCDE subrayó que este acuerdo sobre el segundo rescate de 130.000 millones de euros fue posible gracias a la aprobación en el Parlamento griego de un amplio paquete de medidas y por las garantías por parte de los dos socios de la coalición de Gobierno de seguir con el programa tras las elecciones generales.

En este sentido, incidió en que las medidas incluidas en el programa son en gran medidas coherentes con las recomendaciones realizadas por la OCDE para aumentar el crecimiento y la competitividad. "Es urgente para Grecia mejorar la recaudación de impuestos, impulsar la privatización y reforzar las reformas estructurales en los mercados laborales y de productos", agregó.

Sin embargo, insistió en que el éxito de este programa reside en una implementación "estricta y a tiempo" del conjunto de medidas acordadas. A este respecto, celebró la mejora de la asistencia técnica aportada a Grecia, a la que contribuye la OCDE, y el fortalecimiento de los mecanismos de vigilancia.

Por otro lado, también remarcó que la contribución del sector privado y de los acreedores oficiales (incluidos el BCE y el eurosistema), junto con los sostenidos esfuerzos de los ciudadanos griegos para modernizar su economía, contribuirán a reducir el ratio de deuda respecta al PIB hasta el 120% en 2020.

"Esto sería un paso significativo hacia adelante para ayudar a Grecia a recuperar el acceso a los mercados y recuperar las condiciones para un crecimiento sólido", agregó el secretario de la OCDE, organización que sigue dispuesta a trabajar con Grecia y las instituciones europeas para apoyar la ambiciosa agenda de reformas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies