La Policía griega evacua el campamento de refugiados del aeropuerto de Elliniko

 

La Policía griega evacua el campamento de refugiados del aeropuerto de Elliniko

Desalojo del campamento de Elliniko
COSTAS BALTAS/REUTERS
Publicado 02/06/2017 21:54:03CET

ATENAS, 2 Jun. (EUROPA PRESS) -

La Policía griega ha desalojado el campo informal de refugiados de Elliniko, establecido en el antiguo aeropuerto e instalaciones olímpicas de Atenas. El asentamiento ha sido duramente criticado por organizaciones humanitarias debido a sus condiciones insuficientes de habitabilidad.

Alredor de 400 personas vivían en tiendas de campaña en Elliniko, el antiguo complejo abandonado de aeropuerto y casas construidas para albergar los Juegos Olímpicos de 2004, según ha declarado un portavoz de la Policía. Sin embargo, el campo llegó a albergar hasta 3.000 personas el año pasado, de mayoría afgana, que han sido trasladadas a centros o han tramitado su asilo.

En el punto álgido de ocupación el verano pasado, cientos de personas tuvieron que dormir en tiendas de campaña abarrotadas en la antigua terminal de llegadas, soportando altas temperaturas y sin apenas acceso a comida ni agua, lo que provocaba peleas y violencia.

Los migrantes fueron llevados por la policía a Elliniko en noviembre de 2015 desde el campo de Idomeni, en la frontera entre Grecia y Macedonia, donde las personas refugiadas trataban de cruzar para alcanzar países del norte de Europa.

El Gobierno heleno llevaba tiempo prometiendo cerrar el campo, que va a alquilar a inversores como parte del programa de rescate económico del país, asi que ha tratado de convencer a los residentes de trasladarse a otros campos en Grecia. La Policía vigilará las instalaciones hasta que los servicios municipales limpien la zona para ser vendidas a la compañía 'Elliniko SA', ha afirmado el secretario general del Ministerio de Inmigración Yiannetos Filippakos a la agencia de noticias griega ANA.

Algo similar sucedió con el campamento del puerto del Pireo, al sur de Atenas, que fue vendido a una empresa china y se tuvo que acelerar el desalojo en julio del año pasado.

La mayoría de las personas refugiadas de Elliniko proceden de Afganistán, por lo que no pueden acceder al programa de reubicación a otros países europeos y temen que alejarse del centro de Atenas pueda dificultar su salida de Grecia o la deportación.

La mayoría de los 376 personas desalojadas serán trasladadas a un campo habilitado en la ciudad de Tebas, a unos 70 kilómetros al noroeste de Atenas, aunque tres familias serán reasentadas en Kabala, ciudad costera del norte de Grecia. El resto de personas, especialmente hombres solos no acompañados, serán llevados a oficinas de extranjería con el fin de comprobar su identidad.

Pese a que agentes de la Policía griega en declaraciones a ANA han afirmado que el desalojo se ha llevado a cabo de manera amistosa y con la suficiente información, grupos de voluntarios y movimientos sociales han criticado el desalojo y han informado de que alrededor de 25 familias se han opuesto al traslado.

La operación se ha cerrado por la tarde con algunos autobuses abandonando los campos de béisbol y hockey y sin presencia de la prensa. "En una operación como esta deben seguirse ciertas reglas que mantengan el plan inicial", ha dicho Filippakos para justificar la prohibición de entrada a los periodistas.

Más de 62.000 migrantes que trataban de alcanzar el norte de Europa quedaron atrapados en Grecia tras el cierre de la frontera con Macedonia en marzo del año pasado, que supuso el bloqueo de la ruta de los Balcanes.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies