Científicos norteamericanos desvelan el genoma del H5N1 y hallan una clave que puede explicar su letalidad

Actualizado 27/01/2006 20:13:30 CET

WASHINGTON, 27 Ene. (EP/AP) -

Investigadores del Hospital Infantil de Saint Jude de Memphis (Tennessee) han culminado el primer estudio a gran escala sobre el genoma de los virus causantes de la gripe aviar, descubriendo una proteína, llamada NS1, donde puede residir la clave para entender por qué la cepa vírica H5N1 es tan mortífera.

Gracias a este estudio, los científicos disponen ahora de 70 millones de bases de información genética secuenciada correspondientes a 2.196 genes de virus de gripes aviares, así como el genoma completo de 169 virus, incluyendo todos los subtipos conocidos de H5.

"El estudio nos proporciona una visión fundamental acerca de la evolución de los virus de la gripe en la naturaleza, que es la fuente de todos los virus que atacan a los hombres, animales domésticos y aves salvajes", explicó el doctor Robert G. Webster, uno de los autores de la investigación. "Esta información es una verdadera mina de oro, e invitamos a todos los mineros a ayudarnos a desvelar los secretos de la gripe", añadió.

Por su parte, otro de los responsables de Saint Jude, el doctor Clayton Naeve, indicó que "pese al enorme reto que suponen estos virus para la salud humana, hay muy poca información disponible sobre el genoma de los virus de la gripe aviar".

Hasta ahora, los científicos que estudiaban el genoma del virus se habían centrado en los componentes necesarios para confeccionar las vacunas, como la hemaglutinina, presente en la superficie del virus y uno de los elementos que estimula al sistema inmune. Cualquier variación en este componente puede hacer que el organismo no sepa identificar al virus y quede indefenso.

Pero los investigadores han descubierto, según publica en 'Science' que no sólo la hemaglutinina convierte al H5N1 en una cepa tan peligrosa, sino también la presencia de una proteína, la NS1, encontrada en las células de animales enfermos. Al parecer, esta proteína podría ayudar a fomentar la virulencia del H5N1 y servir al mismo tiempo como marcador de la virulencia.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies