Los comerciantes de carne avícola italianos denuncian la reducción del 70 por ciento del consumo

Actualizado 15/02/2006 17:02:22 CET

ROMA, 15 Feb. (de la corresponsal de EUROPA PRESS C. Giles) -

La Fedagri-Confcooperative, que reagrupa a las principales empresas italianas del sector avícola, denunciaron hoy que el consumo de carne de pollo se redujo en dos días en un 70 por ciento, desde que en el país se detectó el virus de la gripe aviar en ocho cisnes silvestres.

"Estamos en emergencia. El sector no puede resistir más de 15 días en estas condiciones, la situación es preocupante", señaló la Fedagri en una nota, que pidió que se adopten las medidas de apoyo prometidas por el Gobierno: "20 millones de euros que serían utilizados para la compra de las 17.000 toneladas de pollos congelados".

"Se trata de una medida no resolutiva a la crisis pero que daría algo de respiro a las empresas y al mercado", añadió la Fedagri. "También esta vez estamos asistiendo al pánico colectivo injustificado, el problema de la gripe aviar se encuentra sólo en las aves salvajes", añadió.

Los avicultores también piden a políticos y medios de comunicación que se evite hablar en el país de "gripe de los pollos" ya que se realiza una confusión léxica que está contribuyendo a agravar la situación en el sector.

Según la Unión Nacional de Avicultura (UNA) se teme que 30.000 personas en el país puedan quedarse sin trabajo, así como que se pierdan 600 millones de euros, lo que provocaría la caída de este sector.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies