Un grupo de intelectuales iraníes reclama un referéndum sobre el actual régimen político

Manifestación en apoyo de la Revolución Islámica en Teherán
REUTERS / HANDOUT .
Actualizado 14/02/2018 12:48:17 CET

MADRID, 14 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un grupo de destacados intelectuales iraníes, entre ellos la premio Nobel de la Paz Shirin Ebadi, ha suscrito una carta abierta para reclamar la celebración de un referéndum sobre la continuidad del actual sistema político, "un Gobierno cuya obsesión con la islamización ha dejado poco espacio para los ideales republicanos".

El texto cuenta con 15 firmantes, entre ellos algunos que viven actualmente en Irán. Además de Ebadi, también aparece la activista de Derechos Humanos Narges Mohamadi, encarcelada en Teherán; la abogada de Derechos Humanos Nasrin Sotoudé, y los cineastas Mohsen Majmalbaf y Jafar Panahi, según el periódico británico 'The Guardian'.

La carta recuerda que ya "han pasado cuatro décadas" desde el derrocamiento del Sha y el establecimiento de la República Islámica, por lo que plantea que la ciudadanía se pronuncie sobre la vigencia del actual régimen, en el que el sistema judicial "ha quedado reducido a ejecutor de los deseos políticos de quienes ostentan el poder".

En este sentido, denuncia que hay "mujeres, abogados, periodistas, profesores, estudiantes, trabajadores y activistas políticos y sociales" que han sido "acosados, detenidos o condenados por graves delitos" solo por "criticar a las autoridades, iluminar a la opinión pública, invitar a los gobernantes a separar la religión del Gobierno o pedir una revisión del uso obligatorio del velo para mujeres".

La cúpula política y religiosa de Irán se ha mostrado históricamente reacia a los cambios, a pesar del mensaje de aperturismo que ha intentado introducir el actual presidente, Hasán Rohani, desde su llegada al poder en 2013. La semana pasada, el mandatario reconoció el malestar de parte de la ciudadanía, en un gesto inédito a las miles de personas que salieron en diciembre a las calles de las principales ciudades.

Rohani incluso deslizó la posibilidad de convocar una consulta para tratar de solventar las actuales divisiones, aunque sin especificar cómo podría celebrarse ni qué sería sometido a votación. "Para un Gobierno que sólo quiere escuchar la voz de la revolución, será demasiado tarde", advirtió.