Grupo separatista alerta de la llegada de milicianos de Estado Islámico desde Irak y Siria a Filipinas

Bandera de Estado Islámico pintada en un muro
REUTERS / ALAA AL-MARJANI
Publicado 20/02/2018 11:17:26CET

El líder del MILF asegura que han llegado combatientes para reclutar y que planean tomar dos ciudades filipinas cercanas a Marawi

MANILA, 20 Feb. (Reuters/EP) -

El grupo separatista filipino Frente Moro Islámico de Liberación (MILF) ha alertado de que los milicianos que combatían con Estado Islámico en Irak y en Siria están trasladándose a Filipinas con la intención de reclutar a combatientes y que con planes para atentar en dos localidades.

Más de 1.100 personas murieron en 2017 como consecuencia de los ataques perpetrados por milicianos de un grupo vinculado a Estado Islámico durante los cinco meses de asedio y batalla con las fuerzas de seguridad filipinas por el control de la localidad de Marawi.

El líder del MILF, Ebrahim Murad, ha advertido de que esa misma situación podría darse en otras ciudades del país si el Congreso filipino aprueba una ley que permite a los musulmanes del sur del país gestionar sus propios asuntos. El MILF es un grupo separatista filipino que firmó un acuerdo de paz con el Gobierno a cambio de una mayor autonomía.

"Basándonos en nuestra información de Inteligencia, los combatientes extranjeros desplazados desde Oriente Próximo continúan entrando a través de nuestras porosas fronteras y podrían estar planeando tomar dos ciudades del sur, Iligan y Cotabato", ha advertido Murad.

Las dos localidades están situadas a 38 y 265 kilómetros de distancia de Marawi, respectivamente. Murad ha dicho que se sabe que combatientes de Indonesia, Malasia y de Oriente Próximo han entrado en territorio filipino, incluido un hombre de Oriente Próximo con pasaporte canadiense.

Ese individuo, según Murad, viajó a un bastión del grupo terrorista islamista Abú Sayyaf, famoso por el secuestro de extranjeros y sus ataques de piratería y vinculado a Estado Islámico.

Murad ha avisado de que los milicianos han estado reclutando combatientes en comunidades musulmanas remotas, aprovechándose del retraso en la aprobación parlamentaria de la llamada Ley Básica de Bangsamoro (BBL).

"Estos extremistas están yendo a las madrasas, enseñando a musulmanes su propia versión del Corán y algunos entran en las universidades locales para influir en los estudiantes, sembrándoles las semillas del odio y la violencia", ha afirmado.

Un escenario como el pronosticado por el líder del MILF supondría un nuevo quebradero de cabeza para las Fuerzas Armadas filipinas, que ya están combatiendo en varios frente en la isla de Mindanao, en el sur del archipiélago. Mindanao sigue sometida a la ley marcial.

Las Fuerzas Armadas han alertado de que los grupos de milicianos islamistas que ocuparon Marawi están intentando reagruparse y que están utilizando dinero en efectivo y oro robados de Marawi para reclutar combatientes. "No podremos ganar con decisión la guerra contra el extremismo si no podemos ganar la paz en los pasillos del Congreso", ha concluido Murad.