Amnistía denuncia el "tormento y estigmatización" que sufren los prisioneros de Guantánamo

 

Amnistía denuncia el "tormento y estigmatización" que sufren los prisioneros de Guantánamo

Actualizado 06/02/2006 13:21:33 CET

MADRID, 6 Feb. (EUROPA PRESS) -

Amnistía Internacional (AI) denunció hoy, en un nuevo informe, la "vida de sufrimiento, tormento y estigmatización" que sufren los prisioneros del centro de detención estadounidense de la base naval de Guantánamo, en Cuba, y exigió a Washington que publique una lista de todos los prisioneros de Guantánamo, que permita una supervisión independiente de todos los centros de detención estadounidenses y que investigue todas las denuncias de tortura y malos tratos denunciadas en estas instalaciones.

El informe, titulado 'Guantánamo: Vidas desgarradas. Los efectos de la reclusión por tiempo indefinido en los detenidos y sus familiares', contiene testimonios de varios antiguos prisioneros y de sus familiares y evalúa el estado en que se encuentran quienes siguen encarcelados en Guantánamo, incluidas las novedades sobre la actual huelga de hambre y los intentos de suicidio.

Cerca de 500 hombres de unas 35 nacionalidades están detenidos en Guantánamo. Decenas mantienen una huelga de hambre y ha habido numerosos intentos de suicidio. Ninguno ha podido apelar ante un tribunal sobre la legalidad de su detención. Nueve continúan recluidos a pesar de que Estados Unidos ya no los considera "combatientes enemigos".

"Para los detenidos y sus familiares, Guantánamo sigue siendo una cruel realidad. A pesar de la condena internacional generalizada, las autoridades estadounidenses siguen intentando privar a todos los detenidos de su derecho a impugnar su detención en tribunales de Estados Unidos", declaró la directora del Programa Regional para América de Amnistía Internacional, Susan Lee.

"Las demandas de los huelguistas de hambre de Guantánamo no son polémicas: piden que se respeten los derechos que les reconoce el derecho internacional, piden que los pongan en libertad si no los van a acusar de ningún delito común reconocible internacionalmente y solicitan que organizaciones como Amnistía Internacional puedan acceder a ellos", añadió Susan Lee.

Según los testimonios recogidos por Amnistía Internacional, algunas familias, que saben que sus familiares están o han estado detenidos por Estados Unidos, no han recibido comunicación de Guantánamo, o la que han recibido ha sido muy escasa. En algunos casos no conocen el paradero de sus seres queridos y ni siquiera saben si están vivos.

El informe de Amnistía Internacional denuncia también "el tormento y el estigma" que siguen sufriendo los prisioneros de Guantánamo. Para algunos, afirma la organización, el traslado desde allí no ha sido más que cambiar de un lugar de detención ilegal indefinida a otro. Para otros ha supuesto continuar sufriendo hostigamiento, detención arbitraria y malos tratos.

Incluso para los que han vuelto a su país a reunirse con sus familiares y amigos, las secuelas físicas y psicológicas de su paso por Guantánamo permanecerán, y el estigma de haber sido calificados de "combatientes enemigos" y de "lo peor de lo peor" por el presidente George W. Bush seguirá con ellos el resto de su vida, asegura AI.

En su informe, la organización pide a las autoridades de Estados Unidos que publiquen una lista de todos los prisioneros en poder de Estados Unidos tanto en Guantánamo como en otros lugares.

Asimimo, exige a Washington que juzgue o ponga en libertad a todos los prisioneros de Guantánamo, que cierre la base, que permitan la supervisión independiente de todos los centros de detención estadounidenses y que investiguen todas las denuncias de tortura y malos tratos de detenidos bajo la custodia de Estados Unidos.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies