EEUU ayuda a construir una prisión en Afganistán, adonde trasladarían parte de los internos de Guantánamo

Actualizado 22/06/2007 20:18:23 CET

WASHINGTON, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

Estados Unidos está contribuyendo a la construcción de una prisión en Afganistán, adonde trasladarían parte de los detenidos en la base naval de Guantánamo, en Cuba, según explicó hoy la Casa Blanca, quien negó que dicho centro penitenciario fuera a convertirse en sustituto ni alternativa al de Guantánamo.

La Administración del presidente George W. Bush quiere cerrar Guantánamo y trasladar a parte de los sospechosos de terrorismo que allí retiene a otras cárceles, si bien anoche el portavoz de la Casa Blanca para Seguridad Nacional, Gordon Johndroe, declaró a Europa Press que, por el momento, "no hay ninguna decisión inminente" sobre el cierre de Guantánamo, aunque reconoció que "altos cargos se han reunido en el pasado para abordar la cuestión" y admitió que podrían retomar la cuestión "en un futuro".

La vicesecretaria de prensa de la Casa Blanca, Dana Perino, citada por AP, aclaró hoy que Estados Unidos ha liberado a cerca de 80 de los 375 detenidos que aproximadamente permanecen en el centro de detención de Guantánamo, e incidió, en este sentido, en que esperan trasladar a varias decenas de afganos de regreso a Afganistán en un futuro próximo.

Fuentes del Departamento de Defensa de Estados Unidos matizaron anoche a Europa Press que en la actualidad hay "aproximadamente 375 prisioneros en Guantánamo". De estos, "alrededor de 80" de diversas nacionalidades saldrán del centro de detención después de que se haya aprobado su excarcelación, aunque las mismas fuentes matizaron que su repatriación está "pendiente de que el Departamento de Estado alcance acuerdos con sus países de origen". Aparte, un número indeterminado serán sometidos a comisiones militares, añadieron.

Dado que "América no tiene intención de ser el carcelero del mundo", explicó Perino, aclaró que la Administración norteamericana desea trabajar con otros países para que acepten la entrada de sus presos nacionales detenidos ahora en Guantánamo, a cuyos Gobiernos pidió tratarles de forma humana y no dejarles regresar al campo de batalla.

En este sentido, explicó que el presidente ha pedido a la secretaria de Estado, Condoleezza Rice, que trabaje con sus homólogos en todo el mundo para lograr la repatriación de los detenidos a sus respectivos países de origen, y conseguir garantías de que serán tratados de forma humana y no se les permitirá regresar a las filas terroristas.

REUNIÓN APLAZADA

Para hoy estaba prevista una reunión de alto nivel en la Casa Blanca para analizar el posible cierre del centro de Guantánamo, pero finalmente fue cancelada, según declaró a la CNN el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Gordon Johndroe, quien no explicó los motivos de esta suspensión.

Poco antes, Associated Press había informado de que la Administración del presidente Bush estaba "cerca de decidir" el cierre de Guantánamo. Fuentes citadas por la agencia indicaron que las autoridades se han planteado la posibilidad de trasladar a los presos a cárceles situadas en territorio estadounidense, incluida una prisión de máxima seguridad en el Fuerte Leavenworth en Kansas, sobre la que Perino no quiso pronunciarse ni revelar si parte de los detenidos serán en efecto trasladados a Kansas.

La medida, según AP, iba a ser analizada hoy en la Casa Blanca en una reunión a alto nivel en la que estaba prevista la presencia del secretario de Defensa, Robert Gates; la secretaria de Estado, Condoleezza Rice; el fiscal general de Estados Unidos, Alberto Gonzales; el responsable de Seguridad Interna, Michael Chertoff; el director nacional de Inteligencia, Mike McConnell, el jefe de Estado Mayor del Ejército, el general Peter Pace; y el vicepresidente, Dick Cheney.

Perino explicó hoy que la reunión fue cancelada "muy tarde" anoche, porque la Casa Blanca determinó que "no era necesaria una reunión en este momento". "Iba a producirse una reunión en la que cuestiones sobre detenidos en Guantánamo iban a ser abordadas hoy, pero se ha caído de la agenda", aclaró, insistiendo en que dicha cancelación "no significa que las personas no continúen trabajando en lo que el presidente les ha dicho que hagan, que es --dijo-- trabajar para conseguir el cierre de Guantánamo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies