La Guardia Costera italiana se hace cargo de los migrantes rescatados por un barco comercial frente a Libia

Barco de la Guardia Costera italiana
GUARDIA COSTERA DE ITALIA - Archivo
Actualizado 10/07/2018 14:59:15 CET

ROMA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

Un barco de la Guardia Costera italiana ha subido a bordo a los 67 migrantes que había rescatado horas antes un remolcador comercial de bandera italiana que ofrece asistencia a las plataformas petroleras frente a las costas de Libia, sin que por el momento esté claro dónde serán desembarcados.

Desde el Ministerio de Interior que encabeza Matteo Salvini se ha dejado claro que la política de cerrar los puertos a los barcos con migrantes rescatados en aguas del Mediterráneo "no cambia", según informa la agencia ADNKronos. "Han sido informados de la situación, además del primer ministro Giuseppe Conte, el viceprimer ministro Luigi Di Maio y el ministro de Transporte Danilo Toninelli", ha precisado Interior.

El 'Vos Thalassa' subió a bordo este lunes a 67 migrantes --incluidos tres mujeres y seis menores-- que viajaban en una embarcación que se estaba hundiendo en aguas libias anticipándose a la intervención de los guardacostas libios, que ya habían sido alertados, según la versión ofrecida por la Guardia Costera italiana.

Posteriormente, los rescatados fueron subidos a bordo del buque 'Diciotti' de la Guardia Costera italiana con el fin de garantizar la "seguridad" de los tripulantes del remolcador, después de que su capitán hubiera alertado al centro de coordinación de salvamento en Roma.

Según los guardacostas, el capitán previno de una "situación de grave peligro para la seguridad del barco y de su tripulación, compuesta de doce marineros, todos italianos, causada por el comportamiento amenazante frente a la tripulación de algunos de los migrantes ante la llegada de los guardacostas libios".

Tras completarse el trasbordo de los rescatados en la noche del lunes y el buen estado de los tripulantes, el 'Vos Thalassa' pudo retomar la navegación para regresar a sus labores comerciales", ha precisado la Guardia Costera.

"El personal del 'Diciotti ya ha emprendido las primeras acciones para reconocer a los migrantes e identificar a los responsables de los desórdenes a bordo, con el fin de trasladarlos a las autoridades judiciales italianas competentes", ha señalado la Guardia Costera, dependiente del Ministerio de Transportes, dando a entender con ello que serán desembarcados en Italia.

EL MINISTRO DE TRANSPORTE CONTRADICE A SALVINI

Por su parte, el ministro de Transporte ha elogiado en su Twitter la actuación de los guardacostas italianos. "Orgulloso de la Guardia Costera italiana, que con la nave 'Diciotti' ha subido a bordo a 60 migrantes que estaban poniendo en peligro la vida de la tripulación del remolcador italiano 'Vos Thalassa'. Ahora adelante con las investigaciones para castigar a los facinerosos", ha afirmado Toninelli.

En un mensaje publicado en su Facebook, Salvini ha venido a reiterar que los migrantes rescatados no podrán desembarcar en Italia. "Gracias a mi intervención decidida y la del Gobierno, los barcos de las ONG están finalmente lejos de los traficantes de personas", ha subrayado, acompañando su afirmación de un mapa que muestra que dichas embarcaciones se encuentran en puertos de España, Francia y Malta.

"Ahora estoy trabajando para que también los demás barcos, privados o militares, no ayuden a los traficantes de seres humanos a ganar más dinero", ha añadido, con lo que parece incluir al barco de la Guardia Costera entre las embarcaciones que no podrán atracar en puertos italianos.

"Menos salidas (desde Libia) significan menos muertos en el mar", ha defendido el ministro italiano, que ha acusado repetidamente a las ONG que rescatan a migrantes en el mar de ejercer de "taxistas" para los traficantes de personas. "Me pueden amenazar pero yo no me paro", ha insistido el líder de la ultraderechista Liga.