Un guardia israelí mata a un manifestante en una protesta en la localidad de Kafr Kasim

Publicado 06/06/2017 10:34:06CET

JERUSALÉN, 6 Jun. (EUROPA PRESS) -

Un hombre identificado como Mohamed Taha, de 27 años de edad, ha muerto este martes por los disparos realizados por un guardia de seguridad israelí durante los enfrentamientos registrados entre agentes y manifestantes en una protesta en la ciudad árabe-israelí de Kafr Kasim, según ha informado el diario 'The Jerusalem Post'.

Cientos de manifestantes que se han concentrado en esta ciudad se han lanzado piedras contra una comisaría situada en la entrada de la ciudad, causando heridas leves a un agente. En los enfrentamientos, las fuerzas de seguridad israelíes han realizado varios disparos al aire para tratar de dispersar la manifestación.

La Policía israelí ha dicho en un comunicado que Taha ha muerto por los disparos realizados por un guardia de seguridad privada israelí que ha abierto fuego porque temía por su vida. En los enfrentamientos, los manifestantes han quemado tres vehículos policiales.

Según el comunicado de la Policía, los enfrentamientos han comenzado cuando los agentes han intentado detener a un conductor de esa ciudad cuando han descubierto en un control de seguridad que el hombre estaba siendo buscado por las autoridades para un interrogatorio. Cuando los agentes han intentado llevarse al conductor para interrogarlo, unos 50 residentes, algunos de ellos encapuchados, han llegado al lugar y han comenzado a tirar piedras contra la Policía israelí y han atacado la comisaría, incendiando tres vehículos policiales.

Varios parlamentarios árabe-isralíes como Ahmad Tibi y Ayman Odé, del partido Lista Conjunta, y Esawi Frej, de Meretz, se han desplazado al lugar de los hechos para intentar calmar los ánimos. Este martes por la mañana, Odé, que preside Lista Conjunta, ha criticado la actuación de la Policía israelí. "La Policía está añadiendo el insulto a las lesiones. No solo están abandonando la seguridad de nuestras calles sino que están atacando e hiriendo a los civiles", ha afirmado, en declaraciones a la prensa. "La Policía continúa tratando a la población árabe como enemigos de los que debe protegerse en lugar de civiles que deben ser protegidos", ha señalado.

La Policía está en estado de alerta elevada ante la celebración del funeral por Taha, que está previsto para este martes por la tarde, por la posibilidad de que se registren incidentes violentos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies