Casi 19.500 efectivos de la Policía y 11.000 del Ejército velarán a participará garantizar las elecciones

Actualizado 01/09/2007 1:21:55 CET

CIUDAD DE GUATEMALA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

Unos 18.500 miembros de la Policía Nacional Civil y mil graduados más de la Academia de Policía, así como 11.000 efectivos del Ejército de Guatemala velarán a partir de mañana para garantizar el buen desarrollo de las elecciones generales que se celebrarán en ese país el próximo 9 de septiembre.

"No se va a tolerar ningún intento de bloqueo que impida el desarrollo de la elección", advirtió este jueves la ministra de Gobernación, Adela de Torrebiarte.

El operativo, según indicó la ministra, comenzará a partir del 1 de septiembre la primera fase del plan de seguridad para los próximos comicios. Además, De Torrebiarte anunció que el país entra en una etapa de "alerta máxima institucional". "Contaremos con el cien por ciento del recurso humano", explicó por su parte el subdirector de la Policía Nacional Civil, Henry López.

Según informa el diario guatemalteco 'La Prensa Libre' se llevarán a cabo operativos en municipios violentos y la presencia policial en las carreteras y en las sedes del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

La segunda fase del plan de seguridad comenzará el viernes 7 de septiembre. Entonces los 19.500 policías se repartirán por los centros de votación en riesgo y en la red de carreteras.

Según estiman las fuerzas de seguridad del país centroamericano, se prevén conflictos en diversos municipios durante el recuento de los votos. Los fiscales de la Unidad Nacional de la Esperanza y el Partido Patriota advirtieron de que pelearán "con los dientes" hasta el último voto y que podría haber problemas.

El ministro de Defensa, Cecilio Leiva, anunció que a partir del 5 de septiembre distribuirán soldados por los municipios donde se prevé que puedan producirse altercados como Aguacatán, Huehuetenango; Ixchiguán, San Marcos; Cunén, Quiché; Pasaco y Conguaco, Jutiapa.

"Enviaremos tropa a los municipios en los que pueda haber inestabilidad antes, durante y después de las elecciones", sostuvo Leiva.