Un informe de Naciones Unidas implica al Gobierno de Guinea-Bissau en tráfico de drogas

Actualizado 05/10/2007 14:17:14 CET

DAKAR, 5 Oct. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno y el Ejército de Guinea-Bissau estarían implicados en tráfico de drogas, según denunció un informe de la Secretaría General de Naciones Unidas (ONU), que advirtió de que "el tráfico de drogas amenaza con trastornar el proceso de democratización naciente en Guinea-Bissau, afianza el crimen organizado y socava el respeto del imperio de la ley".

En el informe --fechado el 28 de septiembre, cuyas conclusiones ha hecho públicas la agencia de noticias de la ONU, IRIN-- se citan ejemplos concretos de posibles implicaciones del Gobierno en tráfico de drogas, incluida "la presunta participación de varios miembros de alto nivel del Gobierno del ex primer ministro, Aristides Gomes, en la desaparición de 670 kilogramos de cocaína incautados por las autoridades".

La Secretaría General de la ONU recogió además en este informe numerosas denuncias de intimidación, por parte del Gobierno, a varios periodistas y trabajadores humanitarios que investigan el tráfico de drogas. La Oficina de Apoyo al Mantenimiento de la Paz en Guinea-Bissau ofreció protección al activista local pro derechos humanos Mário Sá Gomes "después de que éste expresara sus observaciones sobre la presunta implicación de personal militar en el tráfico de drogas dentro del país", dice el informe. Gomes abandonó las instalaciones de la ONU cuando, gracias a la mediación del organismo, el Ministerio de Interior le garantizó que no sería agredido ni arrestado y le ofreciera la protección del Gobierno, relata el informe.

La Oficina regional de África Oriental y Central de la ONU para las Drogas y el Crimen (UNODC) ha documentado docenas de casos de drogas en Guinea-Bissau, pero sólo unas cuantas personas han sido procesadas, comentó el representante regional Antonio Mazzitelli a IRIN.

Dos colombianos que fueron arrestados recientemente por blanqueo de dinero y posesión ilegal de armas de fuego en Guinea-Bissau, según Mazzitelli, fueron liberados y ahora se encuentran en paradero desconocido. Mazzitelli añadió que uno de ellos es sospechoso de estar estrechamente vinculado a los rebeldes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

Otro responsable internacional, bajo condición de anonimato, aseguró que dos soldados de Guinea-Bissau, un capitán y su conductor, fueron detenidos con una gran cantidad de droga, pero estos también fueron puestos en libertad. Éste y otros responsables advirtieron de que la droga es la causa del agravamiento de las tensiones en Guinea-Bissau, con miembros importantes del Gobierno y líderes militares compitiendo por garantizar seguridad a los traficantes.

"Los traficantes de droga no quieren conflictos, quieren un socio fiable para facilitar el movimiento de la mercancía", consideró Mazzitelli. "Pero ya existe divisiones dentro del Gobierno", "es posible que en un lado se encuentren los chicos buenos, que están intentando frenar a los traficantes, pero es difícil de decir, ya que todos hacen acusaciones contra el otro", añadió.

Mazzitelli mostró su confianza en la nueva ministra de Justicia, Carmelita Pires, de la que dijo que está determinada a poner fin al mercado de la droga. Según denunció, desde que lanzó un plan de emergencia para acabar con el tráfico de drogas, la dirigente ha recibido numerosas amenazas de muerte y no está recibiendo la protección adecuada.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies