CPDS atribuye una serie de incendios en un barrio popular de Malabo a intereses inmobiliarios del Gobierno

Actualizado 22/01/2007 14:35:42 CET

MALABO, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

La formación opositora ecuatoguineana legal Convergencia para la Democracia Social (CPDS) expresó hoy su "indignación" por la cadena de incendios en un barrio popular de Malabo, que han causado cuatro muertos y han dejado sin casa a un centenar de personas, y ha advertido de que estos siniestros podrían haber sido provocados para iniciar la construcción de viviendas privadas de lujo sin necesidad de contar con la aprobación de los vecinos.

Estos incendios "en menos de un mes han arrasado el humilde barrio de Campo Yaundé, dos de ellos en dos días consecutivos", afirmó CPDS en un comunicado. Como resultado de ello se han registrado cuatro víctimas mortales, un centenar de familias se han quedado sin vivienda y un colegio ha quedado reducido a escombros. Esos incendios, añadió, se produjeron "a menos de cien metros de distancia del cuartel militar Acacio Mañe Ela, sede del cuerpo de bomberos".

El Gobierno de Guinea Ecuatorial, aseguró CPDS --liderada por el diputado Plácido Micó-- "ha tomado la decisión de destruir Campo Yaundé para la construcción de viviendas privadas cuyo precio no estará al alcance de los actuales residentes del barrio".

La formación considera "llamativo" que el penúltimo incendio, el día 10 de enero, se produjera dos días después de que el primer ministro, Ricardo Mangue, se reuniera con los vecinos del barrio para comunicarles que ya se había tomado la decisión de construir las viviendas privadas, pero sin decirles dónde serían realojados tras perder sus casas.

"Tres días después, se registró el último incendio, que se inició precisamente en el lugar hasta donde se había logrado apagar el anterior", prosiguió CPDS en su comunicado. "En estos momentos, para evitar la presencia de curiosos, los tractores de una empresa constructora trabajan de noche limpiando las áreas siniestradas para iniciar las obras de construcción anunciadas por el Gobierno", añadió.

"Todas las circunstancias señaladas hacen sospechar a los vecinos del barrio que se trataría de incendios provocados de forma deliberada, con dos objetivos: provocar el pánico entre la población afectada (muchas familias ya están abandonando sus casas por iniciativa propia para evitar ser las próximas víctimas) y poder iniciar las obras sin la oposición frontal de los desesperados vecinos", advirtió Convergencia para la Democracia Social.

"Estas sospechas vienen avaladas por el hecho de que en todos estos siniestros la brigada de bomberos no ha movido un dedo y los sospechosos de haber provocado los incendios, una vez denunciados y detenidos, han sido inmediatamente puestos en libertad por las autoridades", prosiguió.

En su comunicado, CPDS recuerda una "reiterada frase" del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang Nguema, según la cual "los que no son capaces de vivir en la ciudad que se vayan a vivir en sus poblados".

"La cruda realidad de Campo Yaundé" viene a ilustrar, según la formación opositora, la intención del presidente: "La ciudad es para los ricos, y los únicos ricos son sus parientes y leales al régimen. Que los pobres lleven su miseria a sus aldeas, lejos de la curiosidad del mundo".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies